espectaculos

Viernes, 18 de septiembre de 2015

MUSICA › VIVI POZZEBON PRESENTA VIVIR EN LA TIERRA ESTA NOCHE EN NICETO

Un átomo que explota hacia el mundo

La percusionista cordobesa consolida en este notable disco su faceta de cantante y presenta un abanico de colores y climas sonoros con tono universal, desde lo rítmico y lo temático.

 Por Sergio Sánchez

Desde Córdoba hacia el mundo. Así suena la música de la percusionista y compositora Vivi Pozzebón, quien en su nuevo (y notable) disco consolida su faceta de cantante. Vivir en la tierra está repleto de referencias a la patria del cuarteto, pero al mismo tiempo presenta un abanico de colores y climas sonoros con tono universal, desde lo rítmico (hay chacarera, milonga, huayno, cumbia, rock, rumba) y lo temático (alude a la paz mundial, el cuidado de la tierra, el empoderamiento de la mujer y la situación de los refugiados). “Escuchen lo que traigo, cambian las expectativas/ Esto no es Buenos Aires, es el centro de la Argentina/ Es el momento justo pa’ que suene mi canción”, canta Pozzebón en “La mezcla”, una canción tan redondita que parece un clásico. “Propongo una música más universal, mezclando todo. Pero tratamos de que haya un hilo conductor en tres ejes: la voz como punta de timón, las percusiones y los sonidos de guitarra. El disco también tiene mucha cosa de tierra nuestra, elementos del folklore”, cuenta la cordobesa. Y amplía: “Nombro mucho a Córdoba en varias canciones. En ‘Milonga de Güemes’, por ejemplo, que es un barrio legendario de la bohemia de Córdoba. Pienso a Córdoba como un átomo que se explota hacia el mundo”.

Pozzebón, quien presentará Vivir... hoy a las 21 en Niceto (Niceto Vega 5510), se alegra por el gran presente que está viviendo la música de raíz folklórica. “Soy orgullosa de poder hacer cosas desde allá. Estoy participando de La Música Interior y es un momento político ideal para que seamos escuchados, está sucediendo algo. Hace veinticinco años que toco y nunca antes se había hecho algo así. Es hermoso que nos encontremos entre los músicos en otras provincias, de generaciones diferentes. La idea es tejer la cultura y los folklores”, dice la percusionista y cantante acerca del cambio de paradigma que se está consolidando: la producción y construcción de escenas desde las regiones sin mirar tanto a Buenos Aires. “Igual, desde nuestros lugares nos falta trabajar más el tema de la comunicación y los medios”, plantea.

Editado por la plataforma Trashumante –impulsada por Raly Barrionuevo–, Vivir..., dice, también tiene un costado colectivo. “Karol Zingali, mi manager, también es coautora de varias de las letras, como ‘Princesa’, ‘La mezcla’ y ‘Afrodita’. Y la guitarrista Marian Pellegrino se ocupó de la parte armónica y es coautora de las músicas”, cuenta Pozzebón, quien pensó las canciones desde las percusión y precisó de la ayuda del productor, Claudio Pacheco, para encontrar un equilibrio entre la instrumentación. La tierra y sus urgencias es un tema que la preocupa. “Somos parte de un mismo planeta y necesitamos encontrar un destello que nos salve y nos conecte. Lo que está pasando con los inmigrantes en Europa me emociona mucho. ¿Cómo puede pasar a esta altura de la humanidad una cosa como esa? Si se puede cambiar un poquito el mundo con una canción, bienvenido sea. Uno trata de sensibilizar y expresar lo que siente”, sostiene. En esa línea, se enmarcan canciones como “Tierra”, “Todo lugar es el centro del mundo” (con la española Amparo Sánchez) o “Princesa” (con Susy Shock). “El ritmo y la percusión me dan una esperanza: que en realidad todo está en continua evolución y uno puede cambiar las cosas, frenar lo que está mal, expandir el cambio”, sentencia quien además grabó una poderosa versión de “La maza”, de Silvio Rodríguez. Además, Liliana Herrero suma su voz inconfundible en “Chacarera para un loco”, la coscoína Paola Bernal hace lo propio en “Frutos del sol” y Hugo Lobo aporta vientos en la autorreferencial “Soy tamborera”.

–Un tema muy presente en el disco es la discusión actual de la mujer en la sociedad...

–Como mujer y hacedora cultural, estoy comprometida con las causas vinculadas con la mujer y su rol en la historia de la humanidad. Recién ahora la mujer está pudiendo “ser”. Incluso, en algunas culturas todavía no lo “son”, por cuestiones religiosas, culturales, etc. Son ninguneadas o maltratadas. Al ser mujer, no puedo mirar para otro lado. “Afrodita”, por ejemplo, es una canción muy power, muy para arriba. Es una cumbia electrónica con sonidos del altiplano que refleja la diversidad que significa la palabra “mujer”: diosas, brujas, vírgenes, putas, madres, trans, vengadoras y guerreras; cuerpos deseados y creados.

Compartir: 

Twitter
 

“Soy orgullosa de poder hacer cosas desde Córdoba”, dice Pozzebón.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.