espectaculos

Viernes, 18 de marzo de 2016

MUSICA › GUILLERMO CACACE Y ELI SIRLIN SE HICIERON CARGO DEL TEATRO

Apacheta es ahora una sala recuperada

 Por Paula Sabatés

Una larga lucha teatral llegó a su fin y de la mejor manera: luego de mucha preocupación por la posible mudanza o cierre definitivo de Apacheta Sala/Estudio, espacio teatral que hace trece años dirige Guillermo Cacace junto a Romina Padoan, a causa de la venta del inmueble, finalmente fue el propio teatrista quien adquirió el espacio asociado ahora a la diseñadora de luces Eli Sirlin. El director logró que el dueño les permitiera adquirir el predio de Pasco 623 por el dinero con el que contaban y sumando una hipoteca. De esta forma, la sala ya fue escriturada y tomada en posesión. “Es alentador sentir que somos muchos los que no nos resignamos a perder fácilmente este tipo de proyectos”, celebró Cacace en una comunicación que envió el fin de semana a quienes colaboraron de una u otra forma en lo que bien consideró “un logro”.

A fines de diciembre, el director había abierto una Caja de Ahorro para recibir donaciones para la sala. Desde entonces, amigos, alumnos, colegas y familiares colaboraron con la causa, por lo que además de adquirir el predio, los responsables de la sala pudieron, con esos fondos, pintar el primer piso y construir un baño más. También arreglar las viejas gradas del espacio en el que históricamente funcionó la sala, hecho que en parte fue posible gracias al aporte del empresario Carlos Rottemberg, uno más de los que también decidió apoyar al teatro.

De otro de los apoyos se supo la semana pasada. En un mail enviado a la prensa, el Instituto Nacional del Teatro anunciaba un aporte de un millón de pesos a Apacheta a través de una de sus líneas de fomento a la actividad teatral. “Apacheta Sala/Estudio es un espacio anclado en una zona alejada del circuito teatral independiente, el barrio de Balvanera, pero que gracias a su constante y creativa producción logró convertirse en un foco de interés para muchos realizadores y espectadores”, destacó la comunicación del Instituto, que aseguraba estar cumpliendo, de ese modo, uno de los lineamientos de la Ley de Teatro que sostiene que “la actividad teatral, por su contribución al afianzamiento de la cultura, será objeto de la promoción y apoyo del Estado Nacional”. Consultado por esa noticia, Cacace confirmó a Página/12 que el INT tuvo y tiene “muy buena voluntad” con la sala, aunque aclaró que el aporte –ya aprobado por el Consejo de dirección de la entidad– aún se encuentra en su etapa de gestión.

Con el alivio de la compra ya realizada –y con mucha expectativa con esa última y otras negociaciones que pueden ayudar al espacio a saldar parte de la hipoteca que pesa sobre él–, Cacace y su equipo se dedican por estos días a pensar cómo será la nueva sala. “La nueva asociación no es sólo económica. Nació un nuevo proyecto para Apacheta. Uno en el que convergen necesidades de producción, investigación y entrenamiento”, afirma el director, que además celebra otra noticia: la incorporación, en todo lo que refiere al trabajo artístico y de formación, del reconocido director Ciro Zorzoli que también se sumará al proyecto en tal sentido. “La nueva sala tendrá más espacios para probar actividades de experimentación, producción y formación. Hay pila de sueños por delante”, se entusiasma el director, que promete que este sea sólo uno más de todos los capítulos en la historia de Apacheta.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.