espectaculos

Martes, 12 de julio de 2011

CINE › SE VIENE NETFLIX, UN COMPETIDOR PARA CUEVANA Y TARINGA!

Es grande y pisa fuerte

El mayor operador de descargas legales de películas y series de televisión en el mundo entero saldrá por primera vez fuera de los Estados Unidos y Canadá para brindar servicios no sólo en Argentina, sino también en toda Latinoamérica.

 Por Horacio Bernades

“Pronto estaremos disponibles en Argentina.” Con ese cartel se encuentra el navegante local desde hace unos días, si busca en la red la dirección www.net flix.com. Debajo del cartel, la sugerencia de escribir los datos personales, cuestión de recibir un mail de aviso de la compañía, el día que esa disponibilidad sea un hecho. Se estima para antes de fin de año la fecha en que Netflix, el mayor operador de descargas legales de películas y series de televisión en el mundo entero, saldrá por primera vez fuera de los Estados Unidos y Canadá para brindar servicios no sólo en Argentina, sino en toda Latinoamérica. Teniendo en cuenta que esa firma creada en 1997 ofrece al público, por una cuota mensual de apenas 7,99 dólares, desde el tanque que acaba de bajar de cartel hasta el episodio de la serie que en este preciso momento está yendo al aire, se estima que el desembarco de Netflix no pasará precisamente inadvertido para el mercado audiovisual de la región.

Son dos los servicios que presta Netflix, que en Estados Unidos ha llegado a la escalofriante cifra de 23,6 millones de suscriptores y a partir de enero de 2012 se expandiría también a España, Gran Bretaña y Francia. El servicio básico de Netflix, el más buscado, es el de las descargas online, lo que en inglés se conoce como streaming video. El otro es el envío por correo de películas en DVD. En ambos casos, el servicio es on demand: el suscriptor elige qué episodio de serie o qué película quiere ver y el pedido se satisface al instante (en el caso de la descarga) o de un día para otro, en caso de envío. La cuota de U$S 7,99 permite ver una cantidad ilimitada de series o películas al mes, con la ventaja de que se puede pausar y reiniciar cuantas veces se quiera. Así como ver en la compu o “pasar” al televisor, a través de algún dispositivo que permita hacerlo. El envío de DVD por correo tiene, en cambio, sus limitaciones. Por un costo de U$S 4,99 mensuales, permite pedir de a una película por vez, con un tope máximo de dos al mes. No hay plazo de devolución pero tarde o temprano hay que devolver la película, por correo, en el mismo sobre en el que la compañía la envió.

En ese punto, daría la impresión de que los responsables de la compañía no habrían contado con la astucia del consumidor local, que por el mismo precio (unos 20 pesos, pongamos) se compra dos copias truchas, ahorrándose el trastorno del pedido y, sobre todo, la devolución. Es uno de los puntos que habrá que ver cómo funciona, en un mercado tan peculiar como el argentino. Teniendo en cuenta que dos años atrás el catálogo de Netflix se estimaba en 100.000 títulos, se puede decir, grosso modo, que en esa base “está todo”, desde un clásico inhallable por otros medios hasta la serie que todavía no llegó a la Argentina o la película que nunca se estrenó. Desde ya que el “está todo” es más una sensación que una realidad concreta: buscadores detallistas reportan importantes baches y ausencias, muchas veces inexplicables (una decena de títulos del clásico de clásicos John Ford sobre un total de más de 50 de los que sobreviven copias decentes), en otras ocasiones atribuibles al tradicional aislacionismo yanqui.

El rubro “cine del mundo” puede dar por resultado, por ejemplo, que del casi centenar de largos, medios y cortometrajes filmados por Jean-Luc Godard a lo largo del último medio siglo, haya apenas un 10 por ciento, que no son otras que las más vistas y revistas. Si en el buscador se escriben los nombres de Hugo del Carril, Glauber Rocha, Andrei Tarkovsky, Monte Hellman, Apichatpong Weerasethakul y Miike Takashi, por poner ejemplos variados y dispersos, los resultados pueden ser igualmente escasos. Pero un servicio no vale por lo que no tiene sino por lo que tiene, y Netflix tiene, como queda dicho, una montonera de series y películas para ofrecer. “Lo mismo que Cuevana, un poco más grande y pago”, dirá el lector agudo y no estará muy lejos de la verdad. Otra particularidad del mercado local, que a diferencia de otros cuenta con un site de acceso público y gratuito, que le permite bajar, también sin limitaciones de ningún tipo, los mismos contenidos que en otras plazas hay que pagar para ver.

¿Qué pasará con Cuevana una vez que Netflix haya desembarcado en Argentina? Todo indica que semejante gigante de las descargas online no va a aceptar esa clase de competencia desigual. ¿Se verá obligado el usuario argentino a pagar por lo mismo que actualmente está en condiciones de consumir gratis? Suena como muy posible. ¿Lo aceptará sin pestañear? Eso está por verse. Tal vez como modo de superar esa clase de competencia, la empresa que tiene sus cuarteles generales en la localidad de Los Gatos, California, anunció en marzo el lanzamiento de un programa de producciones propias, a la manera de los canales de cable de punta, tipo HBO, Moviecity o TNT. De hecho, la primera producción propia es una que Netflix les arrebató a HBO y a la cadena AMC. Se trata de House of Cards, serie que la firma pondrá online a fines de 2012. Drama político con episodios de una hora de duración, House of Cards no carece precisamente de pergaminos: la dirige David Fincher (el mismo de Benjamin Button y Red social) y el elenco lo encabeza Kevin Spacey, en lo que representará la primera reunión de ambos luego de la consagratoria Seven, pecados capitales.

No le fue difícil a esta empresa de más de dos mil empleados fijos dejar en el camino a sus dos gigantescas competidoras para quedarse con esta casa de cartas: bastó con poner sobre la mesa más de 100 millones de dólares, costo estimado del acuerdo. Es un jugador grande el que está por entrar al mercado latinoamericano, y todo indica que debería pisar fuerte.

Compartir: 

Twitter
 

El catálogo de Netflix propone más de 100.000 títulos, mayormente de Hollywood.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared