espectaculos

Sábado, 19 de noviembre de 2011

CINE › FESTIVAL DE CINE Y MúSICA EN SAN ISIDRO

Clásicos a la luz de la luna

El acorazado Potemkin, acompañado por música electrónica, será hoy la apertura de la cuarta edición del festival, que exhibirá también un Chaplin con improvisaciones en vivo por Paula Schocron y un Buster Keaton al ritmo de la Antigua Jazz Band.

 Por Oscar Ranzani

¿Qué mejor que disfrutar de grandes clásicos del cine mudo con acompañamiento musical en vivo por intérpretes de primera línea y bajo un cielo de estrellas? Esto sucederá entre hoy y el viernes 25 de este mes, en sitios emblemáticos del partido de San Isidro como, por ejemplo, los jardines del Museo Pueyrredón, la Plaza Mitre, el exterior de la Catedral de esa localidad bonaerense y el Paseo de los Tres Ombúes. Organizada por la Fundación Cinemateca Argentina y la Municipalidad de San Isidro, la cuarta edición del Festival de Cine y Música contiene una programación de seis clásicos del mejor cine mudo, con acompañamiento musical original de algunos de ellos y, en otros casos, con melodías compuestas para la ocasión. La entrada es gratuita.

“Queremos celebrar la herencia y la relación que tiene esta localidad con el cine nacional”, señala la directora de Cultura de San Isidro, Eleonora Jaureguiberry. “Tratamos de hacer un festival que no se parezca a ningún otro y que pueda combinar con éxito artístico las grandes películas de la historia del cine con artistas muy contemporáneos”, agrega la funcionaria. Jaureguiberry también resalta que el festival “tiene, además, la función de hacer conocidos lugares de muchísimo valor patrimonial que hay en San Isidro y que han sido recientemente restaurados”.

La vicepresidenta de la Fundación Cinemateca Argentina y curadora de la muestra cinematográfica, Marcela Cassinelli, explica que en esta edición abordaron “las obras maestras: son todos pesos pesado –grafica–. Pero desde otro punto de vista, ya que buscamos darle una vuelta de tuerca que para nosotros va por el lado de la música”. Para la apertura del festival se pensó en uno de los clásicos esenciales de la historia del cine: El acorazado Potemkin, “una obra de vanguardia que no tuvo una partitura original, pero para la cual Eisenstein quería que, cada cinco años, se le incorporara una música nueva. Entonces, está la que hizo Edmund Meisel en Berlín en 1926, y una para el Centenario que hicieron los Pet Shop Boys”. Cassinelli pensó para esta edición del festival en “una propuesta musical del siglo XXI para darle una visión más contemporánea”. Por eso convocaron a la DJ Soledad Rodríguez Zubieta, que acompañará la obra maestra soviética con música electrónica. “Esta versión que se va a exhibir tiene las escenas que la censura le cortó”, informa la curadora.

Otra de las películas más famosas del cine mudo, La General, dirigida por Buster Keaton y Clyde Bruckman, también integra la programación, y contará con acompañamiento musical de la Antigua Jazz Band. “Le solicité al director de la banda, Pablo Scenna, que tuviera una presencia importante el banjo, el instrumento de la zona sur de Estados Unidos. Entonces, tiene un sentido muy particular porque la película está ambientada en la Guerra de Secesión. Y musicalmente tiene un color local”, subraya la curadora. Del período mudo también es La quimera del oro, escrita, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin. “Desde nuestra primera edición, siempre asociamos a Chaplin con el jazz”, expresa Cassinelli a la hora de reflexionar sobre el origen del acompañamiento musical pensado para esta película, que quedará en manos de Paula Shocron, quien improvisará con su piano.

Los muelles de Nueva York, del austríaco Josef von Sternberg es, según Cassinelli, “un melodrama ambientado en Nueva York, pero que también podría suceder en La Boca, por esas marcas que unen dos ciudades portuarias tan grandes como Nueva York y Buenos Aires. Y es una película hermosa en cuanto a la estética y la fotografía. Es, quizá, su mejor película del período mudo, donde ya se manifiestan las cumbres que iba a alcanzar después”. Este clásico contará con música compuesta e interpretada por Marcelo Katz y su conjunto, denominado para la ocasión Mudos por el Celuloide.

Otro de los clásicos que se exhibirá en el Festival de Música y Cine de San Isidro es el film alemán Las aventuras del Príncipe Achmed, del que siempre se dijo que era el largometraje con dibujos animados más antiguo, algo que Cassinelli desmiente: “El más antiguo es argentino y se titula El apóstol, de Quirino Cristiani, aunque lamentablemente no se conserva”, comenta. “La directora alemana Lotte Reiniger hizo esta película, pero nunca la pensó para público infantil, porque los dibujos animados no eran para niños; el que los convirtió para chicos fue Walt Disney. Y junto a Reiniger trabajó lo mejor de la vanguardia alemana. Todo ese grupo, que tenía una estética y un vuelo intelectual tan importante, es el que trabajó en Las aventuras del Príncipe Achmed. En realidad, no son dibujos, sino siluetas cortadas”, explica Cassinelli. Contará con la partitura original de Wolfgang Zeller, interpretada por la orquesta dirigida por el maestro Francisco Varela.

El sexto clásico que integra la programación es La Revoltosa, de Florian Rey. “Es una película española de una serie que comenzaron hacerse en la década del 20, que eran las zarzuelas mudas. En esa época, nosotros también teníamos películas de tango que eran mudas. Y también estaban las operetas mudas. Y Florian Rey hizo tres versiones de La Revoltosa: la que se verá en el festival es de 1924.” La proyección contará con música para orquesta y solistas vocales compuesta y dirigida por Santiago Chotsourian.

* Horarios y sedes de proyección en www.sanisidro.gob.ar

Compartir: 

Twitter
 

El acorazado Potemkin será sonorizada por la DJ Soledad Rodríguez Zubieta.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.