espectaculos

Sábado, 14 de abril de 2012

CINE › WOODY ALLEN ESTRENO EN ROMA SU NUEVO FILM, TO ROME WITH LOVE

Un regalo para la Ciudad Eterna

El director definió así el espíritu que lo llevó a Italia: “Filmar es una distracción, un modo de evadir los pensamientos horribles”.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Woody Allen junto a dos de los protagonistas de la película: Penélope Cruz y Roberto Benigni.

Woody Allen eligió como título para su nuevo film el texto de las tarjetas que, en la tradición estadounidense, se agregan a los regalos. To Rome with love quiere ser un regalo para la Ciudad Eterna con cariño. No está mal para un cineasta nacido y criado en el mundo anglosajón, pero que ha demostrado poder comprender otras culturas. “Mi película es una personalísima impresión de la Ciudad Eterna”, se apuró a aclarar Woody Allen ayer en la rueda de prensa de presentación de esta nueva obra, una comedia llena de esa ironía que siempre lo ha caracterizado. Protagonizado por la española Penélope Cruz, los neoyorquinos Alec Baldwin y Jesse Eisenberg, la canadiense Ellen Page y los italianos Roberto Benigni, Alessandra Mastronardi y Riccardo Scamarcio, entre otros, el film cuenta breves historias de personajes que pasan por Roma o viven en ella.

Queriendo alejar toda sospecha o mala interpretación sobre las escenas de la película que pudieran recordar a personajes famosos de este país –como una prostituta bellísima (Penélope Cruz) que hace citas con gente de alto nivel, casi como algunas de las protagonistas del famoso “bunga bunga”–, Allen dijo con su tradicional sarcasmo: “Yo quería hacer una película divertida, para entretener al público, y por eso no he profundizado en la vida política ni en la cultura italiana”.

Filmada durante 2011 en los lugares más conocidos de la Ciudad Eterna, como el Coliseo o la escalinata de Plaza de España, para Allen rodar en la capital italiana fue “un regalo”. “Roma es una ciudad exótica. Los estadounidenses se dan cuenta de que están en Europa sólo cuando llegan a Roma. Es una maravilla poder filmar aquí, tanto desde el punto de vista visual como de los colores”, dijo.

“Si hay alguna referencia al cine italiano es completamente inconsciente. He absorbido tanto del cine italiano en el curso de mi vida que seguramente llevo dentro de mí una marca”, añadió el autor de Medianoche en París, film con el que ha conseguido un estrepitoso éxito en Europa y otros países del mundo. Allen también hizo alusión a su trabajo en las grandes ciudades europeas que han sido sede de sus últimas películas. “París, Barcelona, Londres, Roma son ciudades con una estética distinta, pero que tienen la misma energía y características comunes. Es fácil en esos lugares encontrar historias que merecen ser contadas”, dijo, negando que estuviera programando filmar una película en Copenhague.

En cambio, contó que su próxima obra estará íntegramente ambientada en Estados Unidos, entre Nueva York y San Francisco. “Para mí filmar es una distracción, un modo para evadir los pensamientos horribles. Una especie de sesión psicoanalítica. Me permite olvidarme de mis problemas. Así estoy siempre ocupado y acompañado. Si no pudiera hacer películas estaría diciéndome todo el tiempo que la vida es horrible”, contó el director de Manhattan.

En el encuentro con los periodistas, del que participaron todos los actores, no faltaron los elogios al director, que él rechazó. “¿Yo bueno? El truco está en elegir buenos actores y dejarlos actuar sin darles demasiadas indicaciones. Ellos hacen su trabajo y yo me hago cada día más famoso. Son ellos los que me hacen brillante”, dijo.

Tampoco faltaron las anécdotas, como la de Baldwin, que aseguró que apenas le ofrecieron el papel y le dijeron que tenía que hacer el amor con Penélope Cruz, aceptó inmediatamente. O aquella de Benigni, que contó que cuando estaban filmando en un barrio muy popular de Roma, la Garbatella, pasó una ambulancia con la sirena y al verlo, se detuvo, hizo marcha atrás y los enfermeros se bajaron para sacarse una foto con él. Luego retomaron su marcha a sirena desplegada. “Only in Italy”, comentó Allen. Sólo en Italia suceden esas cosas... “¿Por qué fui elegido por Allen para este film? Bueno, después de Penélope Cruz y de Ellen Page creo que soy el más lindo del cast”, comentó riendo Benigni.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.