espectaculos

Miércoles, 23 de julio de 2014

CINE › SEMANA DE CINE DE LOS PUEBLOS INDíGENAS, EN MENDOZA

“Son temas que están en la sociedad”

Camilo Gómez Montero, director de Buscando al Comandante Andresito, explica el sentido del encuentro mendocino, que traza un abanico de los aspectos culturales, sociales, económicos y políticos vinculados con los pueblos originarios de América latina.

 Por Oscar Ranzani

Desde Mendoza

El cine Universidad de Mendoza fue la sede donde se realizó la apertura de la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas que, a través de la programación de cortos y largometrajes de ficción, documentales y animaciones traza un abanico de los aspectos culturales, sociales, económicos y políticos de los pueblos originarios de América latina. A su vez, esta iniciativa busca promover la reflexión y el debate a través de la federalización de los contenidos y producciones audiovisuales con temática indígena. El objetivo es lograr una mirada más pluralista. Esta actividad está organizada por la Dirección Nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación, junto con comunidades indígenas y las carteras de Cultura de Mendoza y de Desarrollo Humano y Promoción Social de San Juan, donde también se presentará la muestra. Parte del material que se exhibirá durante estos días fue obtenido a partir de una convocatoria abierta a realizadores latinoamericanos. Las producciones fueron realizadas por indígenas o no indígenas argentinos y provenientes de Brasil, Bolivia, Chile, México, Venezuela, Colombia y Guatemala.

La película elegida para inaugurar la muestra cinematográfica fue Buscando al Comandante Andresito, del realizador correntino Camilo Gómez Montero. Este documental de 48 minutos aborda la figura del recientemente ascendido –por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner– a general post mortem Andrés Guacurarí y Artigas, un aborigen guaraní que participó en las luchas posteriores a la Revolución de Mayo y que, sin embargo, fue olvidado sistemáticamente por la historia oficial. Para reconstruir la vida de un personaje histórico del que poco se sabe hasta el momento, Gómez Montero realizó una profunda investigación recurriendo al cacique Albino Flores (foto), nieto no sanguíneo de Andresito, y también a historiadores e investigadores como Norberto Galasso, Juan González (miembro de la Asamblea Ciudadana de Corrientes), Jorge Francisco Machón, Melba Píriz, Orlando Aguirre, Mariano Garay, Chela Liuzzi, Leopoldo Jantus, Oscar Cantero y la antropóloga María Eugenia Turus.

El documental busca responder al interrogante de quién fue este personaje que batalló contra las fuerzas extranjeras bajo las órdenes de José Gervasio de Artigas, quien lo terminó adoptando como hijo. Con la conducción de Víctor Heredia, el film intenta visibilizar la figura de Andresito Guacurarí y Artigas, además de desentrañar por qué el prócer uruguayo lo adoptó como hijo; también corrobora que Andresito fue una suerte de centinela del litoral argentino que salvó aquellos territorios de los ejércitos del Imperio de Portugal. “Es un verdadero honor que mi película haya sido la apertura del festival. También se armó un debate muy interesante al final. Surgen temas que están dando vueltas en la sociedad. Como hay temas no resueltos con las comunidades originarias, porque son doscientos años de historia durante los cuales se los ha discriminado, surgen un montón de cuestiones que están palpables, latentes. Y tener un festival como éste es un espacio propicio para charlarlas”, comenta Gómez Montero a Página/12.

La película surgió como consecuencia de la de idea de construir un monumento: en 2006, un conjunto de ciudadanos de Corrientes intentó hacerlo en homenaje a Andresito Guacurarí y Artigas, pero se encontró con una resistencia muy fuerte por parte de sectores conservadores. El cineasta considera que esos sectores “son muy minoritarios, pero tienen un profundo desprecio y, además, siguen discriminando en pleno siglo XXI”. El realizador recuerda que esos sectores estuvieron en contra de la idea de levantar este monumento e hicieron todo lo posible por impedir que se construyera. “Y como yo soy correntino, vi toda esa polémica, y pensé que si un originario sigue despertando el encono de la oligarquía doscientos años después, algo debe tener que merece ser contado. El equipo presentó el proyecto a un concurso del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, recibió el subsidio correspondiente y decidió narrar la historia de este líder originario. Desde un año y medio a esta parte fue muy satisfactorio todo lo sucedido con el film. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo comentó en su cuenta de Twitter. “Fue un orgullo gigante e inesperado que una presidenta pudiera comentar de esa manera la película y que le haya dado un farolazo de luz al personaje. Esto trasciende al orgullo que uno siente como realizador y al grupo de trabajo nuestro, incluidos Víctor Heredia y todos los técnicos. Nos dio la posibilidad de darle visibilidad a Andrés, que ya venía siendo investigado por muchos historiadores, porque nosotros no inventamos ni descubrimos al personaje. Pero le dio una visibilidad importante para que en muchos lugares del país la gente se preguntara al menos quién había sido Andresito”, subraya el realizador, que recurrió a ilustraciones del artista plástico correntino Eugenio Led para que el público pudiera imaginar cómo era físicamente este aborigen guaraní.

En la placa final del documental se señala que Andresito no tiene un monumento. Pero finalmente, el grupo de artistas militantes Cultura Vallese fue a Corrientes a cumplir el deseo de que hubiera un reconocimiento para Andresito. “Hicieron un monumento de dieciocho metros de altura y de dieciséis toneladas de peso con hierro de descarte pero, a su vez, rodeado de otros cinco personajes que lucharon con él, porque es un monumento no sólo para Andrés, sino también para toda una gesta guaraní. Está emplazado en uno de los mejores lugares de la ciudad de Corrientes: la Costanera Sur. Y esto tiene que ver con la tolerancia: así como uno tolera a Mitre, Alvear o Roca con todas las macanas que se han mandado, esos sectores conservadores tendrán que tolerar que tenemos un originario que, además, no se ha mandado las macanas que han hecho los otros”, opina Gómez Montero.

El cineasta considera que no sólo se olvidó a Andresito, sino también a Artigas, que en la historia nacional “se menciona como un héroe oriental, uruguayo y, en realidad, la patria de Artigas incluía la Argentina”. Es por eso que este documentalista argumenta que se escondió toda esta parte de la historia porque “el artiguismo plantea temas que todavía hoy son de vanguardia: por ejemplo, la democracia, que no se conformara un pueblo único para no crear un país centralista con el interior raquítico; planteó que los originarios tuvieran sus tierras y sus propios gobernantes, planteó la defensa de la industria local y el cobro de todo lo que venía de ultramar; es decir, un verdadero proyecto de vanguardia”, agrega Gómez Montero.

Además de apoyarse en los trabajos de los historiadores mencionados, el director recorrió junto a Víctor Heredia las rutas del Mercosur buscando a los principales referentes históricos de Andresito o que lo hayan conocido para preguntarles sobre lo sucedido. “La idea de que Víctor esté en la película tuvo que ver concretamente con que él ha sido un histórico defensor de los pueblos originarios, con una coherencia impresionante a lo largo de los años, además de su militancia en el campo de los derechos humanos en la Argentina. Y, también, Víctor tiene sangre originaria en sus venas”, comenta el director sobre el cantautor argentino.

Según Gómez Montero, Andresito Guacurarí y Artigas fue una figura que juntó lo mejor de los años posteriores a la Revolución de Mayo. “Unificó el artiguismo, unificó a los pueblos originarios y ese sueño de reparto de las tierras y de respeto a la tierra de nuestros originarios. Además se enfrentó a un enemigo durísimo, como fue el ejército portugués, que venía de enfrentar a Napoleón en Europa. Le hizo frente y gracias a eso hoy Misiones entera y parte de Corrientes son parte de la Argentina, porque él se convirtió verdaderamente en un murallón contra los portugueses. Como correntino digo que después de San Martín es la figura más importante que tenemos en el litoral argentino con proyección a la Patria Grande latinoamericana”, concluye Gómez Montero.

Compartir: 

Twitter
 

Buscando al Comandante Andresito, la película elegida para abrir la muestra.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.