espectaculos

Sábado, 5 de septiembre de 2015

CINE › AYOTZINAPA, CRONICA DE UN CRIMEN DE ESTADO, DE XAVIER ROBLES

Una justicia que nunca llega

Documental de “cabezas parlantes”, el mayor mérito de Ayotzinapa es el modo extensivo en que el realizador, con antecedentes sobre todo como guionista de films de ficción, da cuenta del pavoroso caso de los 43 estudiantes desaparecidos.

 Por Horacio Bernades

De carácter periodístico, el interés de Ayotzinapa, crónica de un crimen de Estado no es cinematográfico –el formato se atiene a las normas no escritas del documental televisivo– sino informativo. Lo que no es de despreciar. De título elocuente, este documental mexicano cubre extensamente el caso de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidoro Burgos que, según testigos directos, el 27 de septiembre de 2014 fueron secuestrados y desaparecidos por la policía municipal de la ciudad de Iguala, estado de Guerrero.

Documental básicamente de “cabezas parlantes”, el mayor mérito de Ayotzinapa es el modo extensivo en que el realizador Xavier Robles, con antecedentes sobre todo como guionista de films de ficción (entre otros, Rojo amanecer, sobre la masacre de Tlatelolco), da cuenta del pavoroso caso, de alta repercusión internacional. Sobrevivientes de la masacre la narran en primera persona, y alrededor de sus testimonios se da cuenta con amplitud del contexto en que esa masacre tuvo lugar, así como de las manifestaciones y acción política posterior, en busca del esclarecimiento de los hechos.

Se recordará que el 26 de septiembre de 2014, un grupo de normalistas llevó a cabo la toma de un ómnibus con la intención de utilizarlo en una movilización, siendo baleados primero y secuestrados después por policías municipales, permaneciendo el caso hasta el día de hoy en el estado de irresolución que era de esperar.

Incluyendo testimonios de dos policías comunitarios, el testimonio central es el de Luis Hernández Navarro, brillante periodista político del diario La Jornada. Hernández Navarro empieza por trazar la historia del normalismo en México (“el último baluarte de la Revolución Mexicana”), desdice las versiones iniciales sobre sicarios narcos como ejecutores, transcribe cifras escalofriantes (120 mil crímenes irresueltos y 30 mil desaparecidos en México, durante la última década), hace un análisis detallado del funcionamiento de la narcopolítica y narcoeconomía, relaciona el caso de Ayotzinapa con crímenes de campesinos, políticos opositores y líderes ecologistas y cita con nombre y apellido a un puñado de políticos de quienes se sospecha estrecha conexión con el narcotráfico. Incluyendo, claro, al ex intendente de Iguala y el ex gobernador del estado de Guerrero. En una palabra, la clase de periodista cuya sobrevivencia, en el México actual, nadie está en condiciones de garantizar.

Compartir: 

Twitter
 

El testimonio central es de Luis Hernández Navarro, brillante periodista político.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.