espectaculos

Miércoles, 25 de septiembre de 2013

DISCOS › ZONCO QUERIDO, EL NOTABLE NUEVO TRABAJO DE JUAN FALú

Un artista en su plenitud

El álbum es el primero de tres con el que el cantante y guitarrista ha decidido festejar sus 50 años con la música. Varias canciones fueron conocidas antes en versiones de otros, pero el tucumano despliega su encanto sólo con recurrir a su sensibilidad.

 Por Karina Micheletto

Venga y póngase a mi lado
y así charlaremos largo.
Afinemos nuestros trancos
porque hay senda para rato.
Desensillo mis palabras,
y usted haga vuestro gasto.

La edición de un disco doble de Juan Falú, interpretando su propia obra en su voz y su guitarra, es una noticia importante para la música argentina. Lo es por tratarse de la obra en tiempo presente de un referente contemporáneo, autor de algunas de las composiciones más bellas del cancionero, maestro también de guitarristas e incansable difusor del instrumento (a través, por ejemplo, de Guitarras del Mundo, el festival único en su tipo que creó y dirige y que se alista para su edición número 19). Pero también por ser el registro de una manera de interpretar, de un sonido con marca propia que hace tiempo ha alcanzado el status de estilo. Zonco querido –así se llama este trabajo editado por B&M– marca entonces el momento actual de un artista en la plenitud de su obra; un punto que abre fugas fecundas a futuro, como ha elegido siempre este tucumano, a paso lento y firme.

Muchas de estas composiciones fueron conocidas primero en las versiones de otros: “Confesión del viento”, el tema que abre el disco, fue sin ir más lejos el nombre de un álbum de Liliana Herrero; la bellísima “Zamba del arribeño” también fue grabada inicialmente por la entrerriana, con Mercedes Sosa de invitada, y en el último tiempo fue elegida en el repertorio de muchos nuevos intérpretes. Como si no hubiese podido escoger en la paleta de virtudes, o como si quisiese subrayar su carácter de clásico reciente, Falú deja aquí tres versiones de esta composición compartida con su comprovinciano Néstor Soria: en su propia voz y guitarra, y sumando su instrumento a la voz de Juan Quintero y a la flauta de Bárbara Streger.

La obra de Falú recorre paisajes humanos, pinturas geográficas y sociales de belleza honda –“Canto de agua”, “A San Juan”, o el tema que da nombre al disco, creado junto a Pepe Núñez– y hasta canciones de cuna –“Nana demorada para Seba”, “Nana para Sara”–. Junto a éstas, otras piezas instrumentales como la conocida chacarera “Yusberiana”, a la que se agregan las Cinco piezas para guitarra y quinteto de cuerdas, junto al Quinteto Remidola. Pasados por la interpretación de su propio creador, ocurre lo que queda claro, por ejemplo, cuando Falú se presenta, solo con su guitarra y sin amplificar, en el siempre rimbombante escenario de Cosquín: el tucumano no necesita recurrir más que a su sensibilidad para desplegar el encanto de sus canciones.

El disco tiene invitados: Quintero, Streger, Lilián Saba, Florencia Bernales, César Angeleri, Rubén Lobo, Marcelo Chiodi, Biyi Cortese. El lanzamiento se anuncia como el primero de una serie de tres discos, con los que Falú ha decidido festejar sus 50 años con –en, desde, hacia– la música.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Falú, uno de los grandes guitarristas de la música popular argentina.
Imagen: Rafael Yohai
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.