espectaculos

Domingo, 3 de julio de 2011

TELEVISION

“Los Kennedy” hasta en la sopa

El envío de ocho capítulos fue programado en distintos días y horarios por tres señales de A&E Ole Networks. La trama gira en torno de las relaciones íntimas que entablaron los miembros de esa familia, que es lo más cercano a la “realeza” que hay en Estados Unidos.

 Por Emanuel Respighi

Probablemente no haya familia pública en el mundo que reúna tantos ingredientes dramáticos como la Kennedy, un clan marcado a fuego por el éxito, la tragedia, la lealtad, el amor, el resentimiento y la traición. Por todas esas características que conviven en su seno, la dinastía más prominente de Estados Unidos ha sido objeto de numerosos y diversos abordajes desde la literatura, el revisionismo histórico, el cine y la televisión, como símbolo de poder y ambición del siglo XX. Y hoy una nueva mirada sobre esta familia de tintes novelescos llegará a la pantalla chica: Los Kennedy es el título de una miniserie cuya trama gira en torno de las relaciones íntimas que entablaron los miembros de esa casta que es lo más cercano a la “realeza” en Estados Unidos. De ocho capítulos, la miniserie se estrena hoy a las 21 por A&E, mañana a la misma hora por History y el martes en el mismo horario por BIO, en un esquema de emisión novedoso en el que tres señales de un mismo grupo –A&E Ole Networks– ponen a disposición de un mismo programa sus pantallas. Nunca más adecuado señalar que quien haga un zapping por la TV por cable en las próximas semanas se topará inevitablemente con algún integrante de la familia Kennedy dando vueltas por ahí.

“En cuanto a los temas que se buscan cuando se da inicio a un drama, esta miniserie lo tiene todo: ambición, celos, traición, lealtad, familia, tragedia... la lista sigue y lo encontrarás en la familia Kennedy. Es shakespeareana, es la tragedia griega”, explica Joel Surnow, el creador de 24 y productor ejecutivo de Los Kennedy, la ficción con la que regresó al ruedo después de cargarse de adrenalina durante años con Jack Bauer. “La gente va a sintonizar la serie por el nombre Kennedy, que es un nombre perdurable. Es como Los Beatles: cada generación los descubre de nuevo. Incluso la gente de mi generación que recuerda a los Kennedy se va a encontrar en la miniserie con cosas que no sabe y va a aprender su historia de una manera más profunda. Las personas que son más jóvenes, que saben de los Kennedy sólo de la historia, van a verla porque van a sentir curiosidad por una parte significativa, representativa del pasado”, reflexiona el productor.

Con las actuaciones de Greg Kinnear (en el rol de Jack), Katie Holmes (interpretando a Jackie) y Tom Wilkinson (Joe Sr.), Los Kennedy relata, en cada episodio, diferentes situaciones públicas de Estados Unidos como telón de fondo para contar la historia íntima de la legendaria familia. Esta gran producción televisiva muestra sin censura los épicos logros, el legado y los fracasos privados de los Kennedy, que estuvieron –están– signados por igual tanto por el éxito como por la tragedia. “Nos centramos en los aspectos personales de la vida de los Kennedy, más que en lo estrictamente político. Gran parte del aspecto político ya se había hecho y expuesto. Esta fue una oportunidad para tratar de mostrar lo que eran como personas”, señaló Stephen Kronish, el guionista de una serie tan polémica como la propia familia que retrata.

La ficción, que cuenta con un impresionante trabajo de vestuario, se destaca por la gran reconstrucción de época de una trama que transcurre entre las décadas del ’30 y del ’60. En Estados Unidos, las críticas hacia el programa no han sido muy auspiciosas, ya que se lo acusó de ser un fiel reflejo de época, en el sentido de que el foco de atención está puesto en las intimidades de alcoba de la familia. Eso es cierto en parte: la reputación de mujeriego de Jack aquí es reafirmada una y otra vez, de la misma manera que se muestra cómo las mujeres de la familia se unen sólo por su condición de víctimas de esos hombres, o cómo las relaciones afectivas estuvieron digitadas por la mano autoritaria y dominante de Joe. Pero ese foco en la intimidad, además de poder verse como su talón de Aquiles, también se puede percibir como su elemento diferencial. En Los Kennedy la política parece ser la excusa para develar la vida no pública, menos conocida, de una familia que supo ser un icono de la política y el mundo del espectáculo estadounidenses.

* Los Kennedy se podrá ver por A&E los domingos a las 23 y miércoles a la medianoche, por History los lunes a las 21 y por BIO los martes a las 21.

Compartir: 

Twitter
 

Los Kennedy está producida por Joel Surnow, el mismo de 24.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.