espectaculos

Jueves, 10 de enero de 2008

TELEVISION › MASI OKA, EL ACTOR DETRAS DEL PROTAGONISTA DE “HEROES”

Historia de un oficinista del montón con superpoderes

El actor que interpreta a Hiro Nakamura en la exitosa serie de Universal, que vuelve aquí a partir del viernes 18, anticipa las claves de la segunda temporada de una historia que supo renovar los códigos del relato fantástico en un formato televisivo.

Este hombre parece la quintaesencia del nerd: fanático de las historietas, programador de efectos especiales en una de las empresas más prestigiosas del medio (Industrial Light and Magic, de George Lucas) y jugador de rol (se le nota cuando describe a un personaje como “caótico bueno”). Pero Masi Oka también es uno de los actores más populares del momento gracias a Hiro Nakamura, su personaje en Héroes, la serie de televisión record en descargas on line, cuya segunda temporada llegará a nuestro país el próximo viernes 18 a las 20 por la pantalla del canal Universal.

Hiro es un pilar fundamental en el éxito indudable de Héroes. No sólo por su importancia en la trama de la primera temporada, sino también por el carisma del personaje. “No sé si yo contribuí mucho a ello, creo que el personaje en sí mismo es la clave: humorístico, entusiasta, positivo”, comenta Oka, que parece compartir con su personaje la humildad. Identificarse con Hiro fue fácil, asegura. “El tenía su sueño de ser un superhéroe y yo, el de trabajar en esta industria, así que pude identificarme.” “Es muy optimista y es el único que realmente disfruta sus poderes”, explica y reconoce tener mucho en común con su alter ego, además de la pasión por los comics. “Si yo tuviese superpoderes, los estaría usando todo el tiempo”, confiesa.

–Sin embargo, en la primera temporada Hiro fue el más responsable de los personajes respecto del uso de sus poderes. ¿Qué cambios tendrá en la segunda temporada?

–Hiro será mucho más maduro, ya que le sucederán algunas cosas, y otras sucederán por sus acciones. Así que tendrá cierta transformación. Aún tendremos alguna aparición de Hiro del futuro. Hay una pizca de El Imperio contraataca en esta temporada, y veremos un poco del Lado oscuro.

Como se pudo ver en el último capítulo de la primera temporada, Hiro aterriza (literalmente) en el Japón de 1600. Allí conocerá al ídolo de su infancia: Takeshi Kensei, un mítico espadachín cuyas hazañas sobrevivieron al paso de los siglos. De hecho, la katana (espada) de este samurai es la que Hiro busca para alcanzar el dominio de sus propios poderes. Sin embargo, Takeshi no es el estereotipo de “héroe”, como descubrirá para su sorpresa el japonés manipulador del espacio-tiempo.

–Takeshi no es el héroe de las historias que le contaban a Hiro.

–Creo que depende de cómo lo miremos, ya que Hiro Nakamura es más el tipo “puro” de héroe, tu típica definición. Y Takeshi es un héroe... “caótico bueno”. Es una pareja perfecta para Hiro, que llega a ser su mentor, en lugar de seguir viéndolo como su adorado héroe.

Segunda temporada, nuevos personajes. En la primera cayeron varios: el pintor con premoniciones Isaac Méndez, por ejemplo, ya no aparecerá, aunque sus pinturas y dibujos seguirán teniendo presencia en la trama. En el lugar que ocupaban los muertos, aparecerán otros: además del ya mencionado Kensei, podremos ver a Dania Ramírez (ver aparte); a West, un adolescente que vuela y se acercará a Claire Bennet (la chica de la famosa frase “Salva a la porrista, salva al mundo”). La cantidad de personajes nuevos trajo dudas entre los fans de la serie, acerca de si se podría mantener el interés con tantas subtramas paralelas.

–Con tantas caras nuevas en la serie, ¿se resentirá la historia o la estelaridad de Hiro?

–Creo que cada personaje es importante, esta temporada no está centrada en salvar a la porrista. ¡Tenemos tantos más personajes con los que compartir la cámara! Afortunadamente tenemos una buena historia para acompañarnos. Diría que es más equilibrada para todos. La mayoría de los personajes estará en todos los capítulos, tal como Hiro en la primera temporada.

–Algunas críticas en EE.UU. dicen que la segunda temporada no es tan buena como la primera, ¿está de acuerdo?

–La primera temporada siempre será la mejor. Aunque sea por la sorpresa, por impresionar a todos. Con la segunda tenemos una serie de problemas totalmente distintos, porque la gente ya sabe de qué trata, pero aun así se pretende que sea nuevo para ellos. No estoy seguro de si será mejor o peor, sino simplemente diferente.

No sólo por los personajes será distinta esta segunda temporada. En primera instancia, en lugar de 23 capítulos, sólo pudieron filmarse once. Apenas lo suficiente para cerrar los dos primeros arcos argumentales de la segunda temporada. La tercera parte de ella, Villains (Villanos), no llegó a rodarse debido a la huelga de guionistas.

–¿Qué puede decir de lo que no llegó a incluirse en la segunda temporada?

–Bueno, si me pregunta qué va a suceder a continuación, honestamente no lo sé. Sé que hay un par de episodios escritos, pero por la huelga de guionistas no pudimos hacer la segunda temporada entera y tuvimos que cerrarla con lo que teníamos, de modo que terminó dejando cabos sueltos. Pero estoy seguro de que los guionistas estarán pensando en ello. Como sea, no tenemos ni idea de qué está. Mejor, a mí me gusta que sea sorpresa.

Debido al conflicto de los guionistas, el foco de la historia se acotó a la amenaza creciente del virus Shanti, que quita los poderes a sus poseedores y finalmente los mata. En la primera temporada era la inminente explosión de una bomba atómica en pleno Nueva York. En la segunda, un virus incontrolable. Héroes parece recurrir a las grandes amenazas contemporáneas para establecer su conflicto central.

–¿Puede que algo del éxito del programa tenga que ver con que toca tangencialmente temas como el terrorismo?

–Sí. Siempre que la economía o cualquier otra cosa está mal en Estados Unidos, la historieta resurge. El programa es una metáfora de cuán inestable es nuestro mundo. Pero aun así envía un mensaje de esperanza: aún hay héroes entre nosotros. El mundo está cambiando y es un lugar diferente a hace un tiempo, así que si Héroes hubiese aparecido antes del 11 de septiembre, no hubiésemos sido tan exitosos.

Sea ésta u otra la razón del éxito de Héroes, lo cierto es que han batido records. Si se observan los rankings de “series más bajadas de Internet” que han circulado en las últimos semanas, es fácil notar la enorme ventaja que esta serie de Tim Kring y la NBC le llevan al resto. Con casi dos millones y medio de descargas, duplica a su rival más cercano. ¿Piratería? Nada que ver: la misma cadena televisiva subía los capítulos a la red, aunque limitaba las descargas sólo a los residentes en Estados Unidos. Redes de intercambio mediante, la serie llegó a todo el mundo sin por ello disminuir la audiencia en los distintos países. A esto se le suma una historieta digital corta (unas ocho páginas) publicada semanalmente y que sirve, no para seguir la historia, sino para profundizar en los personajes, su historia y sus motivaciones. Quizás ahí haya que buscar otro pilar del éxito de la serie: la historieta digital de Héroes ya va por el número 69 y ha ayudado a mantener en vilo a los fans, en esta época de series cortas, cuando en otros tiempos tenían una duración más estandarizada. The Soprano tuvo temporadas de menos de diez capítulos, por ejemplo, mientras que Babylon 5, otro éxito de ciencia ficción, seguía rigurosamente el modelo de 22 capítulos por temporada.

Como Babylon 5, también Héroes tuvo un punto a favor con los efectos especiales. Más medidos, cuidados y adecuados a la estética del programa, que, pese a la abundancia de mutantes, evita caer en la galería de poderes sólo por los poderes. Pero allí están los efectos especiales, y Masi Oka sabe de ello. Trabajó, entre otros films impactantes, como la serie de Piratas del Caribe, y eso le dio una amplia experiencia.

–¿Por qué decidió pasar de los efectos especiales a la actuación?

–Llevaba trabajando en Industrial Light and Magic un año y medio, y ya estaba en el sindicato de actores; no tenía grandes responsabilidades, ya que aún soy joven, y me pareció que valía la pena intentarlo. Así que viajé a Los Angeles y me puse a buscar trabajo. Y gané la lotería. La grande, Héroes.

Informe: Andrés Valenzuela.

Compartir: 

Twitter
 

Este año los Héroes serán amenazados por un virus que les quita poderes y los mata.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.