espectaculos

Viernes, 11 de enero de 2008

Las hipótesis contadas

–El irónico narrador de Impureza cuenta que los pudientes no necesitan fijarse en sí mismos. ¿Por qué en Lafiera los psicólogos son personajes populares?

–Es una broma, o si se quiere, un detalle de la sátira. Me acuerdo de que Alisdair Gray acuñó el término satiriastic, satiriástico, que fundiría lo fantástico y la sátira en una entidad con algo de comedia negra. Si uno exagera o invierte o deforama las tendencias que ven los sociólogos, salen situaciones de novela, hipótesis contadas, y así la novela se transforma por la charla intermitente pero incesante con los sucesivos lectores. Por ejemplo, puede decirse: antes los ricos hacían terapia como experimento; después la clase media se afilió al psicoanálisis como deseo de salud, por actitud moral de responsabilizarse de sí misma o curiosidad, y finalmente como desesperada búsqueda de equilibrio. En el futuro todos irán abandonando las terapias, sobre todo las más arduas y comprometidas, salvo los pobres y los verdaderos angustiados, que las necesitan. Y ahí los terapeutas vocacionales, caritativos, tendrán un enorme campo de acción, incluso de trabajo. Toda tendencia cultural vuelta moda llega hasta el fondo de la sociedad.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.