futuro

Sábado, 14 de mayo de 2005

ASTRONOMIA: EL JUEVES, ESPECTACULAR CONJUNCION DE LA LUNA Y JUPITER

Encuentro de Titanes

 Por Mariano Ribas

Vaya agendándolo: astronómicamente hablando, la noche del próximo jueves será sumamente especial. Alcanza con decir que la Luna y Júpiter, dos de los tres astros más brillantes del cielo nocturno, tendrán una cita extremadamente cercana. Tan cercana, que casi parecerán tocarse. En realidad, todo será un simple juego de perspectiva y geometría espacial. Hace siete años que desde la Argentina no teníamos la chance de ver un encuentro tan apretado de estos dos titanes celestes, y pasarán varios más hasta que se den todas las condiciones necesarias para volver a disfrutar de algo así. A no perdérselo, entonces.

Conjunciones

De tanto en tanto, y como consecuencia de su derrotero orbital alrededor de la Tierra, la Luna parece –y sólo parece– acercarse a estrellas y planetas. Esos encuentros se llaman “conjunciones”, y cuando los compañeros ocasionales de nuestro satélite son especialmente brillantes, dan lugar a vistas sumamente atractivas. La cuestión es que durante las próximas noches, la Luna irá acortando distancias con Júpiter (a razón de 12 grados por día), ese inconfundible farol de luz blanca que, con la caída del Sol, aparece a mediana altura en el cielo del Noreste. Y el jueves, ambos parecerán rozarse. Será la mejor conjunción del año.

Dos en linea

El jueves el Sol se pondrá a las 17.57 (en Buenos Aires y alrededores). Y a partir de entonces, y con cada minuto, el cielo irá ganando oscuridad, preparando el escenario para el encuentro de los titanes de la noche. Todo estará listo apenas tres cuartos de hora más tarde: hacia las 18.45, la Luna (iluminada en un 82 por ciento y camino a su fase llena) y Júpiter se ubicarán a unos 40 grados de altura, en dirección Noreste. El planeta gigante parecerá una lamparita encendida apenas por encima del satélite (ver gráfico), a escasos 7 u 8 minutos de arco de distancia. Nada. Y sin embargo, esa ínfima brecha sólo será una ilusión: en esos momentos, los dos formarán una línea –casi recta– con la Tierra. La Luna se ubicará exactamente a 384.126 kilómetros de la Tierra, y Júpiter, a 708,6 millones de kilómetros, es decir, unas 1800 veces más lejos. Se entiende, entonces, por qué la mole planetaria de 143.000 kilómetros de diámetro apenas parecerá un punto al lado de la pequeña Luna, de tan sólo 3476 kilómetros.

Vista asombrosa

A ojo desnudo, la vista será de lo más llamativa. Sin embargo, con binoculares y telescopios, esta súper conjunción será todo un show aparte. De hecho, con buena ayuda óptica se verá el accidentado paisaje lunar, repleto de cráteres, valles y llanuras volcánicas, y apenas por encima, al achatado disco joviano. Y algo más: cual fieles escoltas, y a sus lados, Io, Europa, Calisto y Ganímedes, las principales lunas de Júpiter (tan o mas grandes que la nuestra). Seis integrantes del Sistema Solar en unasola postal. Nada mal. Sólo resta esperar a que las piezas vayan tomando su lugar en el cielo. Y el jueves, con la puesta del Sol, salgamos a disfrutar de este maravilloso e inusual encuentro de titanes de la astronomía.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.