futuro

Sábado, 14 de junio de 2008

LIBROS Y PUBLICACIONES

 Por Alberto Kris


En trance
Todo lo que queres saber sobre drogas de diseño

Alejandra Folgarait
Sudamericana, 191 págs.

Si algo hay que destacar en la investigación de Alejandra Folgarait es que estén presentes, durante todo el libro, las dos grandes teorías que hay sobre las drogas: la prohibicionista (o paternalista) y la autonomista. Del primer bando se menciona, hasta en los agradecimientos, a Wilbur Grimson y al psiquiatra Eduardo Kalina. Por el lado de los autonomistas, aparecen el historiador de las drogas Antonio Escohotado, quien asegura: “De la piel para adentro, comienza mi exclusiva jurisdicción”.

También aparecen científicos como Alexander Shulgin, creador del éxtasis, o Albert Hoffman (el padre del LSD) y psiconautas/escritores de la talla de Aldous Huxley y Jack Kerouac. O filósofos posmodernos como Gilles Lipovetsky, que hablaba de “toxicomanía banalizada” desde la nostalgia de los psicodélicos años ‘60 (tal vez sin entender los nuevos fenómenos que rodean a las drogas de diseño –cosa nada rara en Lipovetsky, de quien puede decirse que entendió poco y nada de nada–).

Este último punto –el fenómeno de las drogas de diseño– es el propósito central del libro, donde aparecen testimonios de usuarios anónimos y muchas referencias a la cultura rave, una cultura emergente, con reglas y leyes propias. Aquí la autora recurre a las palabras de Zygmunt Bauman, quien señala que los jóvenes viven en una especie de presente absoluto.

El espíritu disidente de quienes experimentan –con drogas de diseño o plantas alucinógenas– no es exclusivo de esta época. Unas páginas después del mencionado Bauman, hay una cita de Huxley, quien entiende que el ser humano siempre buscará “Paraísos Artificiales” porque “el ansia de trascender de sí mismo aunque sea por breves momentos es y ha sido siempre uno de los principales apetitos del alma. El arte, la religión, los carnavales y saturnales, el baile y escuchar oratoria son cosas que han servido, para emplear la frase de H. G. Wells, de Puertas en el Muro”.

Uno de los puntos más destacables del libro, que se propone responder “todo lo que querés saber sobre drogas de diseño”, es que contiene información técnica sobre el LSD, el éxtasis, polvo de ángel, ketamina, popper, GHB o las anfetaminas (dosis, contraindicaciones, etc.). Además, relata algunas historias interesantes sobre el rol de los laboratorios y los gobiernos ante medicamentos, como la anfetamina, que fueron prohibidos luego de que la gente comenzara a usarlos con fines recreativos.

“Entre los prohibicionistas a ultranza y los liberadores a ultranza puede existir un punto medio. En este sentido es positivo replantear la legislación, tomando en cuenta la realidad del aumento del consumo de drogas de síntesis, legales e ilegales, la diferenciación entre consumidores, abusadores y adictos, y los componentes sociológicos involucrados en quienes consumen drogas de club.” Esta reflexión de la autora, casi una obligación para quienes escriben sobre drogas, hace que el libro resulte interesante no sólo para los padres preocupados, sino también para sus hijos curiosos.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.