las12

Viernes, 1 de abril de 2016

MONDO FISHION

La pasarela de Versailles

 Por Victoria Lescano

Muchxs recuerdan con cierta nostalgia un desfile de noviembre de 1973 erigido como un duelo de estilos entre los iconos de la moda norteamericana y la francesa apodado La batalla de Versailles: el ring de la moda en el palacio de Louis XIV convocó a los diseñadores Yves Saint Laurent, Emanuel Ungaro, Hubert de Givenchy, Christian Dior y Pierre Cardin de un lado y del otro a Roy Halston, Bill Blass, Anne Klein, Oscar de la Renta y Stephen Burrows. En la primera fila y en la cena de gala se situaron figuras del jet set y de la realeza europea -Grace Kelly, Marie Helene de Rothschild, Jacqueline de Ribes, Gloria Guinness, Liza Minelli y Andy Warhol. La acción fue ideada y producida por la legendaria aristócrata de la moda Eleanor Lambert con el propósito de recaudar fondos para la restauración del palacio real. Pasaron cuarenta y tres años de esa acción que incluyó actuaciones de Josephine Baker y también de Liza Minelli y se suman nuevos documentos celebratorios de la misma: al documental de 2012 dirigido por Deborah Riley Draper, llamado Versailles ’73: American Runway Revolution se sumó un nuevo fashion film desarrollado para el nuevo canal de moda “Made 2 Measure”- dirigido por Fritz Mitchell- y también el reciente anuncio de una película para HBO que dirigirá la directora Ava DuVernay, basada en el libro de Robin Givhan, The Battle of Versailles. El boom documentalista y retrospectivo de la acción responde a la voracidad por un análisis de la industria de la moda del siglo veinte, lejos de los facilismos y la voracidad de imágenes de las revistas y los blogs de moda. Mientras que el documental de Mitchell reúne testimonios de Donna Karan, quien por entonces fue asistente de diseño de Klein, de la modelo Marisa Berenson, admite también cientos de fotografías en modo analógico referidas a la acción y sus bambalinas, al tiempo que suma un lúcido análisis sobre la avanzada de la moda “lista para usar” en relación a la alta costura. Con frecuencia se dijo que la gran revelación de ese duelo fue Stephen Burrows, el diseñador egresado del Instituto Tecnológico de la Moda en 1966 y quien comenzó a trabajar para la Boutique O de Nueva York. Pero fue a partir de la apertura de su propio local en el año 1970 y su posterior misión diplomática en la contienda de Versailles que logró reconocimiento mundial como todo un esteta del color. Según una reseña del New York Times de 1970, “Stephen Burrows tiene un desprecio por las leyes del color establecidas ¿Un vestido tiene un top rojo? Él hará que las mangas sean de color lima, la parte del medio de color melocotón y agregará medias naranjas como una buena medida. Lo más extraño de todo es que funciona!”. Sus soleros cache coeur, plisados y de escote profundo se pasearon por las discotecas de Nueva York, al ritmo de I feel love, el hit de Donna Summer. O los sacos entallados grises para las secretarias de wall street, que simulaban discreción frente a las faldas confeccionadas en patchwork de colores. Las noches de Studio 54 fueron la pasarela para sus diseños en los cuerpos de Barbara Streissand, Cher, Anjelica Huston, Diana Ross, Lauren Hutton, Patti Hanson y también su musa y amiga, la modelo Pat Cleveland. Ella fue una de las modelos afro americanas que cautivó al público al lucir las creaciones de Burrows en el desfile de Versailles, allá por el ‘73, y quien en 2014 donó 23 de los 26 diseños que conformaron la muestra “An American Master of Inventive Design”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.