las12

Viernes, 29 de julio de 2016

MONDO FISHION

El libro gordo de Gisele

 Por Victoria Lescano

Disponible en tres modalidades de edición, impresas de cien a mil ejemplares cotizados entre 700 y 3000 dólares, el libro editado por Taschen que celebró los veinte años de la modelo brasileña Gisele Bundchen en las pasarelas -y fue presentado en noviembre de 2015 luego de que anunciara su retiro- devino bestseller yahora vuelve a aparecer en otra edición “especial para coleccionistas”. Allí, saluda ella desde una lámina arty en papel de 310 gramos que contiene una copia de la foto que le hiciera Jurgen Teller en 2005, con un corto vestido gris y emulando a un chica pin up para la portada de la revista W.

El libro gordo de Gisele, tal como se podría apodar al manual de estilos de la modelo que, compilado en 520 páginas, tiene una portada rosa chicle, tapa dura con diversidad cromática en las cajas que la contienen (y que surgieron del oficio del director creativo Giovanni Bianco y un prólogo del fotógrafo Steven Meisel) reúne trescientas fotografías publicadas en revistas pero también otras inéditas. Entre ellas asoma un célebre desnudo que le hiciera el fotógrafo Irving Penn, pero también una con bikini negro y exhibiendo su bronceado, vistiendo pieles para emular a Verushka, por encargo de la dupla Inez & Vinoodh, y recostada en short sobre una superficie de ripios como si se tratase de un colchón de plumas emergiendo con la cara pintada de negro y junto a alambres de púa. También posando en bombacha de estilo brasileño parada dentro del tacho de basura de un garaje hogareño. Porque las imágenes capturadas por Peter Lindbergh, David LaChapelle, Juergen Teller, Mert Alas & Marcus Piggott y Corinne Day oscilan entre el chic extremo y el desenfado.

Nacida en Horizontina, una zona rural de Brasil cercana a Río Grande Do Sul y en el contexto de una familia de descendientes de alemanes, fue descubierta por un agente a los 14 años, mientras comía en la cadena de hamburguesas de un shopping y muy lejos de erigirse en adolescente fashionista, vestía jeans y una par de zapatos raídos. Por entonces tenía una silueta espigada de casi un metro ochenta.

Sus comienzos en los moda internacional remiten a sus 18 años cuando debutó en Rain, el desfile de prêt-à-porter de la temporada primavera/verano de 1998 de Alexander McQueen, quien la eligió por su destreza para caminar con tacos vertiginosos por una pasarela resbaladiza. Ese mismo año, Gisele consiguió su primera portada en la edición británica de Vogue, y rápidamente se convirtió en la cover girl más solicitada de su generación. Devino en rostro del Vogue estadounidense, fotografiada por Steven Meisel, y el artículo que acompañó a la edición proclamó “El regreso de las curvas” y elogió su belleza atlética, tan distinta del estilo grunge representado por la inglesa Kate Moss. Su record y bitácora en la moda remite a haber protagonizado más de mil portadas, la participación en 450 desfiles y destaca sus honorarios cotizados en millones de dólares: a los 25 años, la firma de ropa interior Victoria´s Secret la contrató por 25 millones de dólares. Gisele fue apodada por la jerga de la moda “el cuerpo”, pero ella no duda en afirmar que su mejor atributo no reside en la apariencia sino en su “actitud conciliadora y buena predisposición”. A diferencia de las chicas rebeldes de las pasarelas -de Kate a su antecesora Naomi- G.B, dijo ante el periodista Charlie Rose: “No quería decepcionar a nadie, estuve de acuerdo con todos los trabajos que me propusieron, aunque implicasen trabajar con temperaturas bajo cero y muchas otras situaciones adversas. Considero que siempre hay que dar lo mejor”. Acto seguido resumió su espíritu siempre bien dispuesto ante la adversidad de la moda con la insólita frase: “Si acaso me pusiera a limpiar mi departamento, seguramente va a quedar tan limpio que se podrá comer en el piso”. Luego de un promocionado romance con Leo Di Caprio, en 2009 se casó con el jugador de fútbol americano Tom Brady y es madre de dos niños. El próximo 5 de agosto, en la apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, “el cuerpo” volverá a pasearse un rato por las pasarelas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared