las12

Viernes, 18 de agosto de 2006

VISTO Y LEíDO

La ley de la vida

 Por Liliana Viola

Atrapa la vida
Nadine Gordimer
Editorial Bruguera
240 páginas
$ 29,00

Un ecologista –blanco, 35 años, casado, un hijo– acaba de ser sometido a un tratamiento con rayos, luego de superar un cáncer de tiroides. Paradoja, quien trabaja en contra de las compañías nucleares se ha convertido en un Chernobyl ambulante, un moderno leproso obligado a proteger al mundo de su presencia. Durante unas semanas, su trabajo, su rutina, su matrimonio y hasta su propia edad, quedarán en suspenso. No está solo, los padres –ya que incluso en la era de la familia en crisis se entiende que los progenitores deben cuidar de sus hijos y aun morir antes que ellos– lo reciben en su casa sin mostrar la menor aprensión ante el peligro. El regreso al ámbito de la infancia, con dos padres maduros pero modernos y activos, pondrá en evidencia las reglas estrictas bajo las que los habitantes de este siglo nos movemos como si fuéramos libres. En este estado transitorio, las conversaciones telefónicas con la esposa, los simpáticos y obligados mensajes electrónicos que le envía una hermana desde el exterior, y los ratos demasiado libres, tomarán una dimensión exagerada aunque no por eso lleguen a modificar la vida de nadie. A partir de esta situación no tan límite como perturbadora, Nadine Gordimer se encarga de enfrentar a lectores y lectoras con el modo en que funcionan las relaciones humanas en el siglo XXI. Nadine Gordimer, autora también de Nadie que me acompañe, Un arma en casa y El saqueo, representa a la perfección la figura de lo que podría resumirse como “una intelectual comprometida”. Nació blanca y de clase media en Sudáfrica hace ya más de 80 años y desde muy joven, cuando pocos blancos lo hacían, advirtió de las injusticias del régimen segregacionista. Desde entonces combina escritura –novelas, cuentos, ensayos que le valieron prestigiosos premios incluido el Nobel en 1991– con su actividad por los derechos humanos y el desarrollo de su país. Su escritura tiene una intención deliberada de despertar a la burguesía dormida, y de hecho la voz que narra en Atrapa la vida adopta el registro de una observadora implacable que elige los detalles más ejemplificadores para señalar la distancia entre lo que se quiere y lo que se hace. Atrapa la vida es, en el sentido en que lo eran ciertas obras de Sartre, una “novela de ideas” donde personajes y escenas están allí al servicio de una hipótesis. Los modos y las consecuencias de convivir con la infidelidad, la relación equívoca entre maternidad y amor de pareja, los secretos bien guardados que cimientan las familias, el precio de las vocaciones no cumplidas, la impostura de ciertos gestos, la crisis de la tercera edad tan rejuvenecida, son algunos de los asuntos que irrumpen sin tregua en estas páginas. Todo ocurre y nada se rompe del todo, sin dar un respiro para pensar en otra cosa que no sea el malestar de estos tiempos.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.