las12

Viernes, 9 de mayo de 2008

MONDO FISHION

Los relojes de plastico, homenajeados

 Por Victoria Lescano

En 1983 la firma de relojes Swatch innovó en el diseño de relojes cuando lanzó sus primeras piezas de plástico: al modelito inicial, llamado Delirium, pese a que se trataba de un sobrio reloj en negro y blanco, lo ideó un trío de diseño integrado por Ernst Thonke, Jacques Muller y Elmer Mock. Le siguieron piezas en policromías de plástico ya firmadas por la creadora inglesa Vivienne Westwood o la fotógrafa norteamericana Annie Leivobitz y con el transcurso de las temporadas y dos décadas, los relojes devinieron casi tan democráticas y fashionistas como los zapatos Melissa.

La semana pasada el interior de un estudio de fotografía de Palermo devino disco, lounge y sala de exposición para la presentación de una comunidad online de cultores del reloj suizo swatch, www.swatchtheclub.com

Por un lado, se exhibieron los nuevos diseños de la marca, relojes con pompones símil plumas que nunca dejan ver la hora, piezas de la flamante colección lúdica en tonos pastel (Playfully pastel) con print de tortugas o insectos, figuras a lo Courrèges con cuerpo de animé de la serie Elegancia Geométrica o la elegancia en negro de Evensun, y la curiosa fusión de acrílico y metal de una colección denominada Ciberqueen.

Como acción local, la firma convocó a un grupo de diseñadores y estilistas para realizar dibujos y obras inspiradas en nuevos gritos de la moda según Swatch. Con tales premisas, al modelo Verdura –no confundir con una pieza de la célebre firma de joyería favorita de las divas de Hollywood de antaño, y con malla símil chili picante o cáscara de pepino– lo homenajeó con preciosos figurines el diseñador Pablo Ramírez; la ilustradora y periodista de moda Luz Moyano ideó un boceto de mujer con temas florales y contraste de pétalos y cristales denominado Glint; el estilista Andrés Pastor tomó como referente de su Girl 3 una superchica, la modelo Irony Diaphane Chrono; la diseñadora Mariana Cortés tituló Tiempo y Espacio a su desarrollo textil con las técnicas y el oficio de su firma, Juana de Arco, remitidos al modelo Jelly Fish.

Otras de las apuestas fueron las recreaciones de una foto en blanco y negro de Helmut Newton impresa en una malla de reloj que la modelo y estudiante de bellas artes Florencia Torrente trasladó a una pintura al óleo.

Y la fotografía con collages que Andy Cherniavsky presentó como correlato del modelo en blanco y negro Once Again Again, un modelo contenido en un librito para collectors con la historia de la marca.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.