las12

Viernes, 6 de marzo de 2009

[IN CORPORE]

Una de cuatro argentinas no cuida su salud

Una mujer le embucha por insistencia un yogur anticolesterol a su marido madurito y entrado en colesterol (del malo); otra mujer le recomienda un yogur antiinflamante a su mamá y otra mujer le compra un yogur con pro-bio 15 a su hijo de dos años. Las mujeres son —siguen siendo— las encargadas de cuidar a los demás —sus hijos, padres y maridos—, según el imaginario social que se condensa en las publicidades de yogur televisivas. ¿Y de ellas quién se ocupa?

Por eso, para el 8 de marzo de 2009, el lema del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam) es “Cuidar a quien nos cuida” para generar conciencia de que, actualmente, las mujeres postergan el cuidado de su salud por las múltiples funciones que cumplen diariamente. Al punto que una de cada cuatro argentinas no se realiza un chequeo médico anual imprescindible para cuidar su vida, a pesar de que el 63,2% de las mujeres que trabajan se dedican a tareas de servicio y cuidado de los demás.

“Cualquiera sea su situación socioeconómica, la mujer está acosada de responsabilidades. Es incitada y a su vez juzgada por su carácter de ser simultáneamente madremujertrabajadora. Y se le exige que sea exitosa en todos esos campos, sin descuidar a su familia ni quejarse”, remarca la ginecóloga Alicia Figueroa, integrante de Celsam. “La acuciante falta de tiempo para ellas y su cuidado tienen un impacto negativo en el área de la salud que implica —también— un daño a sus familias.”

En la Argentina, una de cada cuatro argentinas no cumple con sus controles médicos anuales: no se realizan el Papanicolaou, que es el único estudio capaz de prevenir el cáncer de cuello uterino, ni se realizan su examen mamario. A pesar de la batalla de Tita Merello que fue pionera en vocear el Papanicolaou en la televisión abierta el PAP sigue sin ser un estudio habitual para muchas jóvenes y adultas. Tampoco los anticonceptivos son buscados después de una consulta sobre salud sexual y reproductiva. “El 27% de las argentinas iniciaron su método anticonceptivo obteniéndolo en farmacias sin receta médica, mientras que un 21% lo eligió por sugerencia de sus amigos, parejas o familiares. Esta automedicación, desprovista del consejo profesional, determina muchas veces errores en el uso que inciden negativamente en la eficacia de los métodos”, apunta Figueroa sobre la posibilidad de embarazos no buscados y otros riesgos colaterales por falta de consultas amigables y mujeres impulsadas a cuidarse.

Celsam: 0800-888-235726 / www.celsam.org

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.