las12

Viernes, 22 de mayo de 2009

¡MIRA!

Dar la cara

La revista Elle francesa y una acertada producción fotográfica que muestra a las divas sin maquillaje ni photoshop, con un poco de sombra de ojos pero menos estereotipadas.

 Por María Mansilla

¿Qué tienen en común Jessica Cirio (según Caras) y Monica Bellucci (según Dior)? Que parecen mellizas, luego de pasar por el photoshop. ¿Qué tiene en común Renée Zellweger (en el afiche de Nueva en la ciudad) con la Kim Basinger actual? Que parecen gemelas, según el dedito que mueve el programa retocador (y el bisturí, claro). ¿Qué tiene en común Kate Winslet (la que desde Vanity Fair posó en cueros a lo Brigitte Bardot) con aquella Winslet que demandó a GQ por retocar de más una foto suya? ¡Nada!

Las revistas de tendencias, como soporte, y las mujeres de moda, como icono aspiracional, pueden formar una mala compañía: por la imagen de mujer que promueven (flaca, linda, joven) / los valores que legitiman (delgadez, belleza, juventud) / la implicancia en la ética profesional (si de abuso de herramientas tecnológicas se trata) y su respectiva manipulación de la verdad. Algo que para muchos es “el escándalo en la cultura de las revistas contemporáneas”. Mientras, desde las revistas contemporáneas se emocionan al verse en un rol de semejante responsabilidad social. O se ocupan.

Esto viene a cuento para celebrar que Elle Francia vaya si hace girar cabezas hacia el kiosco donde se exhibe. Sí, usted vio bien: las chicas de tapa son Monica Bellucci, Eva Herzigova y Sophie Marceau que ¡posan despintadas y sin retoques digitales! Por dentro, otras ocho divas también le dan la cara a la batalla. Se apropian del derecho sobre su imagen y eligen mostrarse así, como chicas a quienes lo natural no les quita la guapeza.

Claudia Pasquini es editora general de la edición argentina de Elle, y cada mes acaricia la versión francesa. “Elle informa pero también marca tendencia, es proactiva”, destaca. Y enumera ejemplos como el apoyo a la creación de la primera revista femenina afgana, llamada Roz; la campaña internacional con el proyecto (RED), encabezada por Bono, para luchar contra el sida en Africa; la iniciativa hecha en España para el manifiesto político “Respeta mi imagen, júzgame por mi trabajo”. “La apuesta de la edición francesa de Elle es sorprendente, sobre todo para quienes parten del prejuicio –tan difundido– de que una revista femenina se limita a publicar las consabidas producciones con modelos anoréxicas –retoma Claudia Pasquini–. Esta vez, los retratos del gran fotógrafo Peter Lindbergh apuntan a rescatar la belleza natural, sin los retoques que convierten a las famosas en clones cada vez más alejados de la mujer real. En la Argentina, donde 9 de cada 10 estrellas exigen photoshop, surge, inevitable, la pregunta: ¿quién se animaría aquí a mostrarse verdaderamente `al desnudo`?”

Entre todas las preguntas posibles, también vale pensar la tapa de Elle en su contexto, como una jugada para lidiar con la crisis que impacta en el mercado de revistas. Así todo I, el valor de la estrategia se potencia: mejor apostar al contenido editorial antes que anexarle a la edición una bolsita con una muestra de crema, un tenedor o un accesorio inútil. Así todo II, la apuesta editorial fue más allá que la de sus pares, que si bien causaron sensaciones el banquete servido fue otra vez sopa: el cuerpo femenino, el cuerpo femenino desnudo ratoneando a la caballeriza. Por un lado, Vanity Fair España muestra a las modelos Eugenia Silva y Nieves Alvarez desnudas y más que abrazadas montadas a un tal Andrés Velencoso (él, vestido). Por otro, Paris Match cortó respiraciones varias con una foto de Monica Bellucci y Sophie Marceau hecha en homenaje al Festival de Cannes y al film que hicieron juntas. Posan pechito con pechito, sin ropa, tête à tête.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.