las12

Viernes, 19 de junio de 2009

RECURSOS

Las huellas de la diversidad

Un ciclo de cine que auspicia el debate sobre la disidencia y la diversidad sexual dentro del Congreso de la Nación.

 Por Elisabet Contrera

“Rev/belarnos en medio de la domesticidad, desorganizar el paisaje cotidiano, ocupar los lugares impensados, mostrarnos aunque no nos quieran ver, democratizar los edificios públicos, ironizar los lugares comunes, tensar, mover, irreverenciar, sorprender...” Bajo ese listado de consignas, la revista Baruyera y el Espacio Queer de La Plata toman prestado el auditorio del Congreso de la Nación para realizar, con entrada libre y gratuita, un ciclo de cine feminista–queer. Hoy, a las 17, con la película Mysterious Skin, cumplen con la tercera de las cuatro funciones que integra el ciclo.

Huellas de diversos colores pegadas en el camino que va de la salida de la estación Congreso de la Línea A de subterráneo hasta la entrada del anexo de la Camara de Diputados guían todos los viernes al público que asiste a la cita. Guirnaldas y globos colgados en el auditorio del anexo, ubicado en el primer subsuelo del edificio, le cambian la cara a ese espacio casi siempre en penumbras mientras le dan una bienvenida distinta a los espectadores.

La apertura del ciclo fue el 5 de junio con la proyección de Hide and Seek, de la cineasta Su Friedrich. Se trata de un docudrama donde confluyen el relato ficcional sobre una niña de doce años con entrevistas a un grupo de lesbianas acerca de su infancia y fragmentos de films educativos y eróticos. Tras la película, siguió el debate. Opiniones, preguntas y el análisis del público y las dos militantes convocadas para formar parte del panel –María Luisa Peralta, de Llesmadres, y Laura Eiven, de Desalambrando– extendieron la jornada hasta después de las 21. “No es una película de lesbianas, sino que aborda la sexualidad en la niñez, habla de los chicos que son incapaces de entender los prejuicios impuestos por los adultos y sobre cómo se persigue y castiga lo que está fuera del estereotipo”, señaló Mariana, sentada entre el público. “Creo que habla del abuso emocional por parte de los adultos sobre los niños y niñas, sobre cómo los adultos ocultan el deseo”, agregó Pablo, otro espectador. “Se refiere al abuso emocional cristalizado por el sistema a través de los maestros, los padres, de la sociedad, de todo tipo de trabas que no nos permiten vivir la sexualidad como si no fuera una carga”, coincidió Eiven.

En la segunda función –a sala casi llena– se pudo ver Un año con 13 lunas, de Rainer Werner Fassbinder. El film parte de una creencia astrológica según la cual los años con trece lunas producen efectos catastróficos sobre las personas cuyas vidas están determinadas por los sentimientos. Así es que la película cuenta los últimos cinco días de la vida de la transexual Elvira Wishaupt, atravesada por la resignación y el dolor, conformando un melodrama que habla no sólo de la identidad sexual, sino de los cuerpos, su marginación e invisibilidad.

Diego Trerotola, del suplemento Soy, de Páginal12, y de la CHA, y Marlene Wayar, de Futuro Trans, participaron del debate con el público. “Fassbinder se adelantó 15 años a lo que hoy es el movimiento queer, que cuestiona el discurso gay-lésbico y que afirma que hay otras formas de ser que no encajan ni en lo gay ni en lo lésbico”, remarcó Trerotola. Marlen rescató una escena en la cual una de las protagonistas hace zapping y ve una imagen referida al régimen dictatorial de Augusto Pinochet. “Chile fue el primer lugar de Latinoamérica que permitió las operaciones de cambio de sexo porque no soporta el caos”, analizó. “Creo que el film habla sobre cómo todos somos un producto en la cadena de consumo, que nos asemejamos a un ejército que se mueve, actúa y piensa igual”, señaló.

El ciclo de cine continúa hoy, a las 17. Le toca el turno al film Mysterious Skin, que retrata la historia de dos jóvenes con un pasado en común y el último viernes de junio cierra el programa con la proyección de Venus Boyz, película que se adentra en el universo de la “masculinidad femenina”. Una sala disfrazada de fiesta, organizadores yendo y viniendo y los primeros grupos de jóvenes esperando para ver la película serán seguramente la antesala del encuentro.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.