las12

Viernes, 30 de octubre de 2009

LA ALDEA BLOGAL

Por amor a Bruja

 Por Paula Carri

Al hablar de intercambio digital, América (y especialmente la Argentina) y España suelen formar un puente de solidaridad, pero también un núcleo de interrelación y debate que trasciende el espacio físico para enriquecerse a través de experiencias muchas veces compartidas. El link (esa palabra o frase remarcada en el texto o en una imagen que remite a otro sitio o frase, imagen, video o audio) es, en este caso, una herramienta poderosa. El puente lo tendió Marga, de Hay-mujeres (http://www.hay—mujeres.blogspot.com) y el salto nos llevó a lectoras y lectores a:

“—Bueno, ¿lleva un pañuelo o no?

—No sé —respondo. Estoy tan nerviosa que no me acuerdo ni de cómo iba vestida, ni de nada más.

Empiezo a preguntarme si la sedación habrá afectado a mi bruja y andará deambulando por ahí, enajenada. También barajo la posibilidad de que se haya desmayado por algún rincón. Por la cara de sus padres, me doy cuenta de que ellos están pensando las mismas cosas, o algo peor”.

Se trata del principio de un texto de Hester Prynne, creadora del blog La letra escarlata (http://la-letra-escarlata.blogspot.com) posteado el sábado último en el que la autora describe con dolor y detalle la violencia y el desprecio con el que fueron tratadas ella y su pareja —”Bruja”, en el blog— cuando acudieron a una clínica privada junto a los padres de Bruja para realizarse una fertilización in vitro. Enfermeras que no le decían dónde estaba la mujer en tratamiento, discriminación al no reconocer a la pareja de mujeres, negativa a chequear si Bruja estaba en la sala de atención, en el consultorio o dónde, un sinfín de situaciones que —a conciencia o no— pretendieron (y no lograron) transformar una situación feliz en un trago amargo. Pese a lo cual, como bien escribe Hester (y no sólo ella sino las lectoras y lectores en sus comentarios): “Me quedo varios días con un nudo en la garganta... la gente me ve muy combativa y activista, pero quien me conoce de verdad sabe que tras la fachada reivindicativa hay una llorona que no entiende por qué no siempre sale amor del amor y por qué a la gente se le olvida respetar o cuidar, cuando el respeto y el cuidado deberían regir nuestras vidas”.

Luego del post llegaron, en el blog de Hester, pero también en el de Marga y en otros que se sumaron a la solidaridad y al diálogo, los comentarios y debates en torno del lugar del otro, dónde se pone cada una o uno y por qué es tan importante salir del closet. En vísperas de la XVIII Marcha del Orgullo Glttbi (www.marchadelorgullo.org.ar) el próximo 7 de noviembre en Buenos Aires, los comentarios de los posts en donde ha replicado el tema traen reflexiones por demás importantes.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.