las12

Viernes, 5 de febrero de 2010

LA ALDEA BLOGAL

Origen bloguero

 Por Paula Carri

“... y no escribas sobre esto en tu blog!”, le advierte a su novia –una blogger popular– para cerrar la discusión. La frase corresponde al film Julie and Julia, pero bien podría aplicarse a alguna de las bloggers que, como una suerte de exorcismo de su vida diaria, cuentan en sus blogs lo que las inquieta, las molesta, las deprime o las pone eufóricas –algunas veces sólo por el rato que dura escribir un post– pero sin hacer de ello un regodeo en sí mismas sino como redactoras de situaciones con las que las lectoras puedan sentirse identificadas y reflexionar, a través de comentarios, a la par de la autora. Mariana escribe Origen Ramero (http://www.origenramero.blogspot.com). Allí se anima a compartir su vida, sus genialidades y también sus banalidades con un público que la lee, comenta y se enoja o se ríe con ella desde mayo de 2008. Especialmente simpáticos son los post agrupados bajo la etiqueta “Trabajadora”. Más sensibles y menos alegres –aunque divertidos– son Depresión II del 13 de noviembre de 2009: “Pensé qué decir para no quedar como el ojete, pensé, también, en largarme a llorar y aceptar que soy una perdedora” en el cual habla de un encuentro casual con la ex de su ex y su marido actual. El post tiene final esperanzador y un inicio que fue, obviamente, el post Depresión I, del 11 de noviembre: “eran lindos, de esas parejas que dan envidia. De esas parejas que una sabe que nunca tendrá. Me quedé parada mirándolos, odiándolos, con ganas de revolearles un par de latas de tomates, partirles un sachet de leche en la cabeza, batir una Doble Cola y bañarlos hasta que queden pegoteados”.

La soledad y el estar acompañada son temas que se retoman en el blog compañero de ruta de Origen Ramero, También soy minita (http://nomevoyaolvidar.blogspot.com), donde pueden leerse post breves que enfocan temas que justo para eso, como las “Conversaciones imaginarias en el colectivo”.

Allí hay atisbos de lo que sucede en OR, donde se entrecruzan eficazmente la tragedia y la comedia en la propia vida, tal como sucede en el post de la “joggineta loca” (6 de julio de 2008) “La imagen que me devolvían era hedionda. Era la de una persona dejada, despeinada y ojerosa. Era una persona en jogging y buzo deportivo. Y lo peor de todo era que esa cosa hedionda y varonera, era yo”.

Uno de los puntos más conmovedores del blog es “No puedo más que indignarme” del 19 de junio de 2008, en el que extraña a una amiga. “No puede contarme qué hizo ayer, no puede ver conmigo Flashdance o Dirty Dancing. No podemos jugar a ser bailarinas, no podemos ir de compras, no podemos hablar mal de mi mamá. Las noches en que tengo miedo no puedo agarrarla de la mano, tampoco puedo abrazarla como cuando se peleaba con el novio y lloraba como una nena”. Pero Mariana puede escribir un blog. Y hacernos sonreír o lagrimear.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.