las12

Viernes, 26 de febrero de 2010

MONDO FISHION

Marketing y shopping en las pasarelas de Nueva York

 Por Victoria Lescano

Otra semana de la moda transcurrió en Nueva York y con el dramatismo de “Ultima edición en la clásica locación de Bryant Park” en boca de los fashionista. La próxima edición la moda se muda al Lincoln Center, más alejado de las oficinas de la industria y la noticia disparó un homenaje documental y retrospectivo en las páginas de The New York Times. Del Fashion for Relief que la modelo Naomi Campbell bocetó para recaudar fondos para las víctimas de Haití, a los nuevos atuendos extravagantes para la Primera Dama del asiático y también diseñador de muñecas que pregonan diferencias de género, Jason Wu, a los rescates de faldas en línea A, atuendos tomados prestados de abuelas ricas de Marc Jacobs, las creaciones avant garde de Philip Lim y los clásicos Calvin Klein por Francisco Costa, Vera Wang y Anna Sui.

Pero lejos de un intento por escudriñar los dictados de tendencias, la noticia se dispara hacia dos casos de moda efímera con foco en esa locación. Por un lado, el arribo de las hermanas Olsen, antítesis de las Bronte, al runaway de Nueva York y por otro la presentación de una línea de vestidos diseñados por Victoria Beckham.

La coartada del cruce con la moda de las gemelas Olsen fue la presentación oficial de estilos de su nueva marca, The Row, que ahora admite ardides para el placard de hombre.

Mary Kate y Ashley Olsen, gemelas y rubias de 23 años, célebres desde que eran niñas y que durante ocho temporadas protagonizaron el personaje de Michelle Tanner en la serie Full House, son además creadoras de una línea deportiva llamada “Elizabeth and James”, dueñas de una firma de calzado en colaboración con la firma Steve Madden Ltd. Y dueñas también de una fortuna cimentada por el show business, sus biografías y alianzas de marketing.

La línea masculina de las Olsen consta de 35 piezas y combinará los clásicos cortes con prendas confortables, deportivas, típicamente americanas. Desde abrigos de cachemira y chaquetas hasta gruesos tejidos y suaves camisetas: los precios van desde los 250 dólares por una camiseta hasta los 3.200 dólares por un tapado.

Volviendo al debut como diseñadora de la ex Spice Girl Victoria Beckham, su abordaje a la moda no tiene atisbos de los outfits disparatados y pops, montados sobre plataformas dignas de Elton John. Todo lo contrario. Su colección remitió a vestidos de silueta pencil, casi monacales. Volviendo a su reciente colección en las pasarelas de Nueva York —que tiene entre sus usuarias a la modelos Elle Macpherson y la actriz Jennifer López—, el disparador fueron los años cuarenta y una paleta cromática en negro, rojo, gris y azul.

Al cierre del desfile, declaró Victoria B a la prensa sobre su relación con la moda: “La ropa es una forma de expresar mi estilo personal, que considero que evolucionó mucho y está más austero, Pero todavía tengo mucho por aprender”. Vale destacar que su aprendizaje no admite estudios formales de corte y confección pero sí la continua asistencia a primeras filas de desfiles, y la sublimación del arte del shopping.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared