las12

Viernes, 11 de febrero de 2011

MONDO FISHION

Chicas superpoderosas

 Por Victoria Lescano

Llegan noticias de mujeres superpoderosas: Tura Pascual Yamaguchi murió el viernes 4 en Nevada. La diva bomb shell y heroína del cine de sexploitation, musa del cineasta Russ Meyer circa 1965 y de la banda Babasónicos, quienes en el álbum Dopádromo le dedicaron la canción “Viva Satana”, tenía 72 años. Hija de padre japonés y de madre cheyenne y dueña de una silueta de curvas maximalistas, un flequillo negro y un voluminoso escote en V que cultivó hasta los 70. A los trece, y con un falso carnet de identidad, la niña fatal comenzó a trabajar de stripper. La prensa del corazón y de los cotilleos sexuales la vinculó con Elvis Presley y afirmó que fue ella quien le enseñó –entre otras cosas– cómo dar patadas de karate al cantante. Que Elvis le propuso matrimonio y ella lo rechazó, aunque conservó el anillo con un diamante. Luego de un pequeño rol en Irma la dulce (Billy Wilder, 1963), la descubrió y convocó el director Russ Meyer, un experto en films nudistas y de bajo presupuesto, ex fotógrafo de Playboy para el film de culto “Faster Pussycat Kill Kill”. Allí, Tura fue Varla, una de las tres bailarinas de un club nocturno que deambulaban por el desierto convertidas en delincuentes. En 1968, protagonizó The Astro Zombies, con John Carradine, y en 1973 Doll Squad, una historia de investigadoras femeninas que trabajaban para un misterioso jefe al que nunca se le veía el rostro y que –dicen– inspiró la serie Los Angeles de Charlie. Como Bettie Page, se tomó pausas entre las sesiones y la cámara –en su caso para trabajar de enfermera. Pero en los años de la preadolescencia rebelde fue líder de una pandilla y no de ficción. Conducía una motocicleta e iba vestida con jeans, botas y chaqueta de cuero.

La diva precoz se casó a los trece –misma edad de la iniciación en clubes de baile–. Intentó una carrera como cantante que fracasó y luego modeló bañadores. Una aclaración necesaria: antaño eran las chicas malas quienes vestían esos atuendos, pues las mannequins se rehusaban a llevarlos. El inventor del bikini debió contratar a una stripper para lucir su primitivo modelo a lunares rosa y negro.

Tura Satana fue además la bailarina del Club Rendevouz de Illinois y se contonéo bajo el nombre de Galatea. En cada uno de sus roles fue su propia vestuarista y maquilladora. Bellota, Bombón y Burbuja, el trío de heroínas más famosas de la factoría Cartoon Netwoork, remite a un imaginario naïf pero chispeante. Quienes intenten emularlas podrán, desde marzo, recurrir a una bandolera, una mochila y un sobre de mano diseñados por Valeria Pesqueira.

Bellota tiene mochila de cuero para acarrear la netbook, mientras que el peinado rubio de Burbuja se imprime desde un sobre de cuero plus bolsa multiuso, apta para acarrear compras, libros y ropa para el gym. La cartera de Bombón, superpower girl ataviada con moño rojo, tiene forma de bandolera, misma morfología de la cartera oso de Pesqueira –que ya ostenta un club de fans entre usuarias adultas– y espacio para portar el celular, las llaves y el rouge. Como pregonaron quienes idearon tal alianza lúdica, que se presentará desde el 22 de febrero en la edición aniversario del Bafweek: “Porque ser mujer es ser superpoderosa”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.