las12

Viernes, 24 de junio de 2011

RESCATES

¡Mamita querida!

Joan Crawford
(1905-1977)

 Por Aurora Venturini

Nacida Lucille Fay Le Sueur del matrimonio de Tomas Le Sueur y Anabel, cuando embaraza a la señora el marido la abandona, de modo que la futura Joan Crawford no conoció a su papá. Anabel contrajo nuevo matrimonio con Henri Cassini, empresario de teatro, quien alentó las aspiraciones de su hijastra.

Por el año 1915 estudia baile y en 1921 fue su debut en el coro de la revista Katherine Emerine, ganando un concurso de danza en 1925 y accediendo como actriz a la Metro Goldwyn Mayer. Al iniciar este ciclo, actúa como doble de Norma Shearer. En su primera película, Como las mariposas, es impulsada a la fama con el nombre de su esposo Douglas Fairbanks. Dicen que fue una promiscua bisexual.

El encontronazo con Marilyn Monroe dio a conocer esa situación por la que Monroe la rechaza y dice: “Con ella no me gustó hacerlo”. Su doble vida sexual se sintetiza en una frase que Bette Davis popularizó: “Esa mujer se acostó con todas las estrellas de la Metro Goldwyn Mayer, salvo la perra Lassie”.

En 1944 pasa a actuar en el sello de la Warner Brothers, la Columbia y la RKO.

Se casó con Franchot Tone, Philip Terry y Alfred U. Steele. Este último fue presidente de la Pepsi-Cola, quien al morir la deja al frente de la empresa. Adoptó 4 niños.

En 1968, su hija adoptiva, Christine Crawford, ganó un papel en la película La tormenta secreta; pero ella, celosa, la suplantó. Desde entonces fueron rivales. Obtuvo el premio Oscar a la mejor actriz en 1945 por la película Alma en suplicio. Y por segunda vez, en 1952, fue nominada al premio Oscar por la película Amor que mata.

En ¿Qué fue de Baby Jane?, junto a Bette Davis, aflora todo su odio contra la otra actriz. Crawford es Blanche Hudson, maltratada por su hermana Jane Hudson, o sea, Bette Davis. Ellas han sido actrices desde la infancia, demostrando Blanche más talento. Joan es una muñeca que se vende para los niños. Una pepona, a imagen de la nena de la película, que canta y baila como una criaturita. Esta personalidad infantil perdurará en la mujer vieja que en la película atormenta a su hermana. Ambas protagonistas se odian y no tienen que simular, especialmente Baby, cuando atormenta a Blanche. El espectador cree estar en un ambiente mortal, de raso apolillado, de espanto y vampirismo. Blanche tenía un pájaro en una jaula, lo único que la distraía. En una fuente de plata, la hermana que actúa como una beba le dice: “Te he preparado un plato especial” y le presenta el ave cocinada. En la vida real, dice Betty Davis: “Si tuviera que ir al cielo y me aliara con ese vejestorio, preferiría pudrirme en el infierno”.

La mejor biografía de la Crawford se debió a un emocionado ensayo de Humphrey Bogart, quien relata que esta actriz concurría a las grandes fiestas de Hollywood acompañada por su círculo de costura. Este círculo estaba integrado por mujeres que efectuaban toda clase de ejercicios eróticos extravagantes. A tal punto que los gritos, rugidos, rozamientos, se oían y hacían temblar el estudio. En sus encontronazos con los hombres, actuaba de jinete, exigiendo a la pareja actitud femenina. El círculo de costura data de 1920 a 1950, siendo los más sobresalientes integrantes del mismo Greta Garbo, Marlene Dietrich, Barbara Stanwick y la guionista Mercedes de Acosta.

Si existía alguna duda sobre la conducta erótica y malvada de la Crawford, la película basada en un argumento escrito por Christine, titulada Mamita querida pone al descubierto la crueldad de Crawford. En la película llega a pelar con doble cero a la niña porque lucía rulos en la cabellera y, al verla fumar una vez, la aprieta del cuello hasta caerse ambas al piso, con Christine a punto de ser estrangulada. La salva una empleada de servicio.

La pareja más conspicua fue Marlene Dietrich, con quien compartió sus extraños placeres hasta la vejez. Después se dedicó al trabajo de la Pepsi-Cola. Por los años ’60 estuvo en Buenos Aires y yo alcancé a verla en un camión de propaganda de la marca de refresco. Con el correr de las aguas bajo los puentes, se convirtió en algo parecido a una momia, conservada en vodka.

Murió de cáncer de páncreas en su casa de Nueva York, a los 72 años. Nadie puede negar que fue, como dicen los críticos, la décima estrella del mundo de las películas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.