las12

Viernes, 19 de agosto de 2011

RESCATES

LA ESTOICA REBELDE

Frida Kahlo (1907-1954)

 Por Aurora Venturini

Sus padres fueron Guillermo Kahlo y Matilde Calderón González. El señor era fotógrafo y cotizado por su experiencia, serviría en el futuro de apoyo a la obra de Frida. Siendo ésta muy pequeña, su mamá enferma y encarga a una nana indígena que la alimente. Esta situación dulcemente maternal será expuesta en el futuro, en el cuadro Mi Nana y yo. A los 6 años de edad, Frida enferma de poliomelitis. Primer anuncio del mal que la acompañará el resto de su vida.

En 1922, asiste a la escuela Nacional Preparatoria de México. El secretario de Educación era entonces el joven José de Vasconcelos. En ese instituto pintaba murales Diego Rivera, casado entonces con Lupe Marín; nunca pensaría que la pequeña que lo admiraba –Frida– en el futuro sería su segunda esposa.

Durante la secundaria, esta niña noviaba con Alejandro Gómez Arias, un muchacho pobre, no aceptado por los padres de la pequeña, y mentía en cuanto a sus salidas, porque de otra manera no hubiera podido verlo. Viajando con Alejandro en un colectivo, el 17 de septiembre de 1925, tiene la desgracia de chocar con un tranvía, y un pasamano atraviesa la espalda de Frida, a la altura de su pelvis. La columna vertebral se rompió en tres lugares, en la parte lumbar. Se fracturó la clavícula, las costillas, la pierna derecha en 11 partes; se dislocó y aplastó su pie derecho. El hombro se le salió de lugar y la pelvis se le trozó. Permaneció enyesada tres meses. Salió del hospital y fue a su casa, sufriendo varias recaídas. Un año después, pintará Autorretrato, para su novio.

En 1927, sintiéndose bastante recuperada, sigue pintando y trabaja. Y al año siguiente, conoce a Tina Modotti, se separa de Alejandro y, en ese lapso, pinta varios autorretratos y un retrato de Cristina, su hermana menor.

Se afilia al Partido Comunista; inicia una relación amorosa con Diego Rivera, casándose el 21 de agosto de 1929. Al iniciar 1930, viaja con Diego a Cuernavaca.

Entre los trabajos de Frida, mencionaremos otro autorretrato, apoyada en una silla.

En 1931, vuelven a México, donde se está construyendo la casa de estudio de San Angel, que ocupará la pareja, obra del pintor O’Gorman. En julio de 1932, Frida vuelve a perder un embarazo, pintando, entre otros, el cuadro Frida y el aborto.

En el mismo año, fallece su madre y ella pinta Mi nacimiento. En 1933, pinta el famoso cuadro Mujer con collar.

Empezará un tiempo desagradable para esta criatura, porque Diego comienza un romance con su hermana menor, Cristina. La triste esposa vuelve a tener un aborto.

El año ‘35 perdona a la hermana y se reconcilia con Diego, resolviendo ambos mantener relaciones abiertas, siendo Nicolás Murray el más solicitado por Frida.

El año 1936, siente gran afición por Trotsky, con quien se encuentra en el puerto de Tanpico. En 1937, mantiene un breve romance con Trotsky, a quien regala un autorretrato, vestida de rosa, extendiéndole una carta.

Conocerá a André Breton, el padre del surrealismo, que la invita a exponer en París, considerándola surrealista. Se separa otra vez de Diego y expone La operación cesárea, Las dos Fridas, varios autorretratos, siendo el más apreciado Autorretrato con mono.

En 1940, acusan a Diego de intento de asesinato a Trotsky, pero el culpable es Ramón Mercader, amigo de Frida, y ella es detenida. Al poco tiempo, la dejan en libertad. Conoce, entonces, a Heinz Berggruen, refugiado alemán, con quien romantiza.

Desengañada de este hombre, vuelve a casarse con Rivera. En 1941, muere el papá de Frida y ella empeora. El año 1942, junto con Rivera, construyen un estanco de piedra volcánica en el pedregal de San Angel, actualmente convertido en museo. En 1945, vuelven a separarse, pero inmediatamente se reconcilian. En 1946 pinta Autorretrato con monos, Autorretrato como Teuana, La colmena rota y algunos retratos de señoras.

Usó más de 25 corsets ortopédicos, que la mantenían vertical.

En 1946, se opera en una clínica de Nueva York, permaneciendo ocho meses dentro de un corset de acero. Le dan morfina para los dolores y ella se hace adicta.

Resuelve no tener más relaciones con los hombres, pero sí con las mujeres amantes de Diego. En 1953, expone en Galería de Arte Contemporáneo. Al año siguiente, debieron amputarle la pierna derecha. En silla de ruedas pintará El marxismo dará salud a los enfermos y Los hornos de ladrillo.

Contrae una bronconeumonía, luego de asistir a un acto político y de festejar su cumpleaños con amigos. Murió el 13 de julio de 1954.

Ella fue a la rebusca de su interior y acaso lo logró. Intentó una vida serena con Alejandro, su primer novio, pero circunstancias adversas se lo impidieron. Dijo en una oportunidad: “Sufrí dos desgracias en mi vida. Una, el accidente; otra, Diego Rivera”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.