las12

Viernes, 21 de octubre de 2011

POLITICA

Esas chinitas codiciosas

En la excelente performance electoral de Miguel Del Sel como candidato a gobernador por Santa Fe, la oposición vislumbraba una promesa que se marchitó apenas pasadas las primarias. Pero el cómico no quiere perder su sitio entre las huestes de la derecha. “Se triplicaron los embarazos de chicas de 12 o 13 años porque buscan cobrar esa platita”, dijo. Los datos concretos del impacto de la Asignación Universal por Embarazo lo desmienten. El nunca se retractó.

 Por Sonia Tessa

Miguel Del Sel lo dijo en Mendoza, basado en una fuente que luego se reveló falsa: “El director del hospital de Villa Ocampo me dijo que se duplicaron o triplicaron los embarazos de chicas de 12 o 13 años, para cobrar esa platita”. “Esa platita” es la Asignación Universal por Embarazo para la Protección Social. Así, el cómico y ex candidato a gobernador Miguel Del Sel prendió la mecha de un debate que sigue ardiendo en Santa Fe. Enseguida salió a desmentirlo el propio aludido, el director del centro de salud de Villa Ocampo, en el extremo norte de la provincia, Daniel Catalani. Del Sel –que con 615 mil votos estuvo demasiado cerca de ganar las elecciones– dejó sentado el prejuicio hacia los sectores populares, les hizo un guiño a los que piensan que las mujeres pobres “tienen hijos para usarlos”, y que el Estado no debiera “regalarles” el dinero. Con toda puntería. Y para hacerlo, mintió. El titular de Anses Rosario, Roberto Sukerman, fue muy claro: en los escasos cuatro meses que tienen registrados de la Asignación Universal por Embarazo no hubo variaciones significativas en el número de trámites iniciados. Es que el beneficio comenzó a pagarse en mayo, y hay datos consolidados hasta agosto. Si el primer mes, en toda la provincia, se inscribieron 2349 embarazadas, en agosto fueron 1903. Es decir, bajaron. Sukerman subraya que no se trata sólo de los 270 pesos, sino de los obligatorios controles prenatales para cobrarlo, a través del Plan Nacer. Lo dijo la Presidenta, cuando anunció la medida para prevenir la mortalidad maternoinfantil. “Es una cuestión de derechos, a la salud y a la identidad, porque deben regularizar también la documentación para acceder a la Asignación”, enfatizó Sukerman.

Las beneficiarias, justamente, cobran el 80 por ciento de la asignación mensualmente, a partir de las 12 semanas de embarazo, siempre y cuando concurran a los controles sanitarios. Tras el nacimiento, perciben el 20 por ciento restante, contra la presentación de la partida.

Después de la desmentida, Del Sel no se retractó. Como si fuera La Tota, el personaje que lo lleva al living de tantos hogares desde el programa de Susana Giménez, el macrista les pidió a los periodistas que “investiguen” el aumento de embarazos adolescentes. Los datos lo niegan sea cual fuere la fuente consultada. También Silvia Carbognani, la directora de la Maternidad Martin, la más grande de Rosario, afirma que la tasa de embarazos adolescentes se mantuvo estable en los últimos tres años. En los primeros 9 meses de 2011, las madres de entre 10 y 19 años tuvieron el 27,3 por ciento de todos los partos con nacidos vivos en la Maternidad Martin. Pero las menores de 14 son inhabituales. “Hace pocos días, hubo una nena de 13 años y el padre tenía 18, pero hacía mucho que no teníamos chicas de esa edad”, indicó Carbognani, que salió a contestarle públicamente a Del Sel. “Nosotros no lo vemos como una cuestión económica sino de adquisición de ciudadanía. Las chicas llegan con controles prenatales al parto, con la documentación”, explicó la profesional. Más tarde, dijo: “Salí a contestar porque me sentí herida, sentí que tenía que decir algo porque me pareció violento lo dicho por Del Sel. Me sentí menospreciada, por eso respondí, por mí y por todas las mujeres”.

En su vasta experiencia en la maternidad pública más grande de Rosario, Carbognani sí pudo comprobar que para muchas adolescentes el embarazo se convierte en un proyecto de vida, en la única posibilidad de tener algo “propio”, que les permita realizarse, y ése le parece el aspecto más preocupante, que el Estado debe abordar con políticas específicas.

En el mismo sentido, el coordinador de la Dirección Provincial de Maternidad e Infancia, Daniel Teppaz, enfatizó que la tasa de fecundidad adolescente viene en disminución, a partir del efectivo acceso a los métodos anticonceptivos del Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva. “La tasa de fecundidad adolescente viene descendiendo en la Argentina y también en la provincia. La diferencia está relacionada con la mejora de la accesibilidad a los métodos anticonceptivos”, indicó el funcionario del gobierno de Hermes Binner.

En todo caso, Teppaz puntualiza que “la Asignación Universal, sobre todo por Hijo, brinda una oportunidad a los servicios de salud, porque se están acercando niños, niñas, adolescentes y jóvenes que antes no se acercaban”. Además, aludió a un estudio realizado en Rosario que investigó las cifras de embarazo adolescente. “Por ese estudio, y también por mi experiencia clínica, sabemos que hay un porcentaje de adolescentes que buscan embarazarse. Algunas han conocido y utilizado métodos anticonceptivos, pero luego deciden dejar de hacerlo. Uno va a buscar las razones y encuentra que las representaciones culturales son muy fuertes. Por qué una adolescente elige ser a través de ser madre, esa es una cuestión a abordar, y las inversiones desde la Educación Sexual Integral, o el Programa de Salud Sexual y Reproductiva, no obtienen resultados rápidamente”, indicó el médico.

Pero Teppaz va más allá al cuestionar lo que subyace en lo dicho por Del Sel y plantea que el “problema” del embarazo adolescente es intrínseco al discurso patriarcal. “La ideología de derecha necesita el patriarcado, necesita que las mujeres sean a través de ser madres, y luego plantea como problema la misma consecuencia de sus políticas”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.