las12

Viernes, 2 de noviembre de 2012

PASOS PERDIDOS

Las yeguas del Encuentro

El Encuentro Nacional de Mujeres une, muestra, exhibe y va al corazón del interior argentino, ahí donde la violencia se naturaliza y se esconde. Pero, justamente por eso, molesta. Tanto que la diputada Julia Argentina Perie –que puso carteles de bienvenida a las participantes pero que no es organizadora del Encuentro, ya que en sus fundamentos está la autonomía política– fue tildada de “puta”, “yegua” y “guacha hija de mil putas” por el conductor radial Alfredo Abrazián.

“El 9 de octubre de 2012 el conocido locutor Alfredo Abrazián, de FM Show de Posadas –emisora que también es repetidora de Radio Mitre–, lanzó agravios, primero, contra las participantes del 27O Encuentro. Abrazián –que tiene como compañero de su programa a Carlos Luis Carvallo, quien figura en el Archivo Nacional de la Memoria como ‘personal de Inteligencia’ y colaborador civil de la dictadura entre 1976 y 1983– cargó primero contra las mujeres llamándolas ‘secas de mierda’, ‘no entraron a robar al (supermercado) California porque estaba cerrado’, para rematar con un ‘para qué puta vinieron a Misiones’. Pero inmediatamente me responsabilizó por las pintadas en el microcentro posadeño y me trató de ‘puta’, ‘yegua’ y ‘guacha hija de mil putas’. Todo esto en una de las emisoras más escuchadas de Posadas.”

La violencia simbólica encaja una vez más en el agravio de una legisladora por su condición de mujer, más allá de los rechazos que suele generar el Encuentro de Mujeres justamente porque deja la marca de una agenda que gran parte de la sociedad no quiere mirar. Por eso, en el Congreso de la Nación se elaboró un repudio que lleva la firma de más de quince diputadas de diferentes frentes y partidos políticos, que coinciden en calificar las palabras de Abrazián como violencia mediática.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared