las12

Viernes, 8 de febrero de 2013

MUSICA

Boquitas pintadas

Con un repertorio que repasa los lados B de la década del ’40 y del ’50, la orquestina Las Taradas sigue festejando la nostalgia a puro swing, cha cha cha, bolero y canzonetta, entre otros géneros felizmente populares.

 Por Guadalupe Treibel

Tracks como “Pepito mi corazón”, “Santa Marta”, “Guaglione”, “Cartas a Ufemia”, “Americanizada”, el “Cocaine blues” que Johnny Cash versionara o “Coucou”, de Django Reinhardt, abren el abanico de cierta imaginería de época que Las Taradas visitan de la mano del bolero, el swing, el klezmer, el cha cha cha, el hotjazz, la canzonetta napolitana, la ranchera mexicana o la cumbia colombiana, todas juntas y revueltas, recordando canciones que fueran populares en voz de Mina Mazzini, de Carmen Miranda, de Los Machucambos... Y así. Hasta “El show del perro salchicha”, de María Elena Walsh, ha entrado en la batidora.

“El plus de la banda es que todas somos melómanas recopiladoras de canciones. De allí que muchos temas no sean tan conocidos, aunque sí haya lugares comunes porque, al fin de cuentas, el público también quiere cantar algo que le reverbere en algún lugar del hipotálamo”, explica la dueña de la voz, el ukelele y acordeón del grupo, Paula Maffía, aka Doña Luisa Malatesta, experta en confeccionar explosivos caseros con “sólo un puñadito de azufre, nitrato de potasio y carbón vegetal”, según reza la leyenda pergeñada por las protagonistas a la hora de armar sus alteregos tarados.

Es que, ya desde el arte conceptual, cada señorita recibió mitología: la ya mencionada Doña, un apellido de cepa tana y anarquista; Lucy Patané (guitarra y voz), el nombre “Lucía de Paco” y una historia de danza con lobos; Carla Branchini (clarinete, voz, percusión), el apelativo “Cheetarah Rodríguez”, un dudoso parentesco con El Puma y superpoderes al momento de las correrías. Las siguen Nati Gavazzo (percusión y voz) como “La tía Nidia López do Pandeiro”, Mel Muñiz (voz, kazoo, trompeta y ukelele) como “Maricarmen Montenegro”, Lu Martínez (contrabajo y voz) como “Encarnación de los Males” y Rosario Baeza (violín y voz), léase “Exaltación de la Cruz”.

“Pasamos mucho tiempo juntas, ensayando, de viaje... ¿Sabés las cosas que inventan siete taradas yendo en un bus de larga distancia?”, bromea –sobre la génesis de las microhistorias– Maffía. “Algunos nombres son más tontines; otros están cargados de políticas, pero no tenemos una bajada de línea partidista. Claro que tenemos un pensamiento crítico, pero no creemos que sea necesario canalizarlo en una política puntual”, redobla la artista cuya “intransigencia” (tales son sus palabras) pasa por “tocar en lugares decentes, tener entradas accesibles, conquistar espacios inusuales”. ¿Nunca un acto anarquista? Risas y respuesta: “No, pero, en lo personal, me encantaría. A esta altura de los tiempos, sería un gesto de romanticismo total”.

Si de amores se trata, el primer flechazo tarado tuvo su intención germinal un par de años atrás: “El núcleo nació cuando Lucy y yo vimos unos videos en YouTube de músicas de los años ’30 y fantaseamos con armar un proyecto con esa estética, de muchas voces, con instrumentos acústicos, con el fin de rememorar el formato increíble de la orquesta de señoritas”, ofrece Maffía. Sumando voluntades, el ideario tomó forma o, como anota Paula, “creamos un monstruo tan exitoso que no se pudo parar”, donde la genuina nostalgia por el pasado no rechaza la música actual. “Al fin y al cabo, todas venimos de una escena muy rockera”, explica la (también) integrante de La Cosa Mostra, cuyas compañeras de equipo llevan, a su vez, proyectos paralelos como PolleraPantalón, El Tronador, Alvy Singer Big Band, Holy Cows, entre tantos otros etcéteras.

Mientras hoy se pasean por Brasil en una gira que sigue ampliando el público, la septena musiquera ya avisa que el esperado regreso a los escenarios locales será el 15 de marzo en el teatro IFT (“para empezar el año como lo terminamos: bien arriba”), adelanta posibles presentaciones en el norte argentino y conjura que, “cuando baje un poco la marea de shows”, se pondrá a marinar nuevo repertorio para un potencial segundo disco que, como el primero, de tonto no tendrá nada.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Lula Bauer
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared