las12

Viernes, 25 de octubre de 2013

VISTO Y LEíDO

Poesía brillando

La revista Plebella celebra sus 25 números con una antología-remix de ensayo, poética e ilustraciones que van desde Perlongher y el haiku hasta la obra de Amelia Biagioni.

 Por Malena Rey

“Plebella es una revista sobre la poesía del presente. Leer el presente parece lo más difícil de hacer, el presente es fugaz y cambia (...). Plebella nace en el Buenos Aires de 2003. No sé qué nos deparará el futuro. Revista del aquí y ahora, Plebella revisará su objeto, la poesía, siempre tratando de situarlo, esto quiere decir, siempre interrogándolo, proponiendo puntos de partida, modos de lectura.” Con estas palabras inaugurales de su fundadora, Romina Freschi, se presentaba Plebella en su primer número, y casi diez años después que una revista que se propuso dar cuenta críticamente de la producción poética nacional llegue a las 25 ediciones, es un hecho para celebrar. La publicación cuatrimestral que vio la luz en abril de 2004 reúne ahora sus principales aportes escritos en forma de libro, como testimonio y compendio del camino recorrido; y es válido aclarar que se trata de “escritos”, porque ese aporte pasó también por el campo de la performance y por acciones físicas como presentaciones y lecturas que giraban en la órbita de la revista en sedes como Estación Alógena, el C.C. Rojas o la Barraca Vorticista, y la trascendían.

El nutrido volumen funciona como un remix de su contenido, explica Romina, poeta y agitadora, en su nota introductoria: “El mismo contenido, o parte de él, mezclado de otro modo. No de nuevo la revista sino maneras posibles de leer la revista. De releerla (...). Cuando nos propusimos ser una revista de crítica, sabíamos que existía el grado en el que se confundiría con la poesía misma”, aclara. Sin incluir las entrevistas ni las reseñas, el libro registra una forma comprometida de leer y producir poesía durante los 2000 (como muestra está allí la extensa reflexión de Freschi en contra del academicismo y la hegemonía con motivo de un Festival de Poesía en 2010, por ejemplo) y se compone de una selección de ensayos, que exhiben cómo Plebella va incorporando distintas estéticas y reflexionando sobre un corpus de obras –el neobarroco y Néstor Perlongher como faro, pero también el haiku, o la obra de Amelia Biagioni o Miguel Angel Bustos–; de todos sus editoriales, que leídos de corrido hablan del laboratorio de creación de una publicación independiente, de sus apuestas y de su diálogo directo con los lectores-interlocutores, pero también de la intervención en su realidad más inmediata; y, por último, de una antología de sus ilustraciones, porque Plebella conservó la impronta visual en todos sus números a través de los trabajos gráficos de Eduardo Zabala. Dice Romina: “Una de las amalgamas más al frente en la revista pasó por la relación entre texto e ilustración. Ilustrar implicó abrir una vía de escape al texto, dialogar con otra materialidad, ofrecer recreos en la lectura, detalles inverosímiles que volvieran a traer el mundo, los otros cuerpos y su ambigüedad (...). Incluso preguntarse por qué esa imagen está allí, dejarse llevar por la pregunta”. Una de esas amalgamas es la inclusión de un flipbook en casi todos los números, que tiene su origen en un bello e inspirador texto de César Aira, “La ola que lee”, incluido en el #1, sobre esas imágenes pequeñas y seriadas que pasando rápido las páginas dan sensación de movimiento.

La extensa nómina de colaboradores, en la que se codean poetas y críticos como Daniel Link, Reynaldo Jiménez, Beatriz Vignoli, Roberto Echavarren, Emiliano Bustos, Anahí Mallol y Gabriela Bejerman, habla de las afinidades electivas e intelectuales de Plebella y de la conformación de una “comunidad poética”. Esta Antología completa cumple todo lo que promete: mapea las constantes y los cambios en las prácticas de circulación de la poesía en los últimos diez años, es testimonio de los cruces entre disciplinas (con el número especial Plebella-Ramona, de 2005), y hacen de su objeto algo vivo y vigente.

Plebella. 25 números. Antología completa (2004-2012).(Eudeba) Prólogo de Nancy Fernández. 336 páginas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.