las12

Viernes, 13 de febrero de 2015

COSAS VEREDES

Larga vida a las cazafantasmas

Con fecha de estreno confirmada, elenco íntegramente femenino y nuevo director, la tercera parte de Ghostbusters (en criollo, Cazafantasmas) continúa levantando polvareda. Porque, ¿cómo? ¡¿Mujeres con disparadores nucleares de protones?! ¡¿Maniobrando unidades contenedoras?! El horror...

 Por Guadalupe Treibel

“¿A quién vas a llamar? ¡A los cazafantasmas!”, agitaba –sobre una base electropopera– el músico Ray Parker Jr. en su gran hit gran Ghostbusters, del ’84, ganador de un premio Bafta y tema estelar del homónimo film. Ojo, en su respectivo videoclip, el cantante convencía con ayuda: Chevy Chase, John Candy, Melissa Gilbert, Danny DeVito y Carly Simon, entre otros gustosos figurones, prestaban voz y carita para vitorear el estribillo y pedir asistencia al cuarteto que hizo mella en la década flúor. Y si el (nostálgico) asunto viene a cuento es porque, como ha trascendido a fines de enero y se ha informado diligentemente en medios locales, el 5552368 volverá a activarse. Ya no atendido por la eficiente recepcionista Janine Melnitz (en la piel de la pelicorti Annie Potts) ni socorrido por la troupe de antaño (Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis, Ernie Hudson). Oh, no: para la tercera parte de esta saga de culto, Hollywood ha optado por un elenco estelar íntegramente femenino, ansioso por pelear contra espectros o por “suplir cualquier necesidad de eliminación supernatural”. Manifestaciones ectoplasmáticas, ¡absteneos! Porque los parapsicólogos profesionales ya tienen reemplazo: cuatro actrices excepcionales, duchas en el arte de la comedia y, a partir de los venideros rodajes, en el arte de los espíritus endemoniados. ¡Tiembla el semidiós Gozer el Gozeriano! ¡Se derrite el gigante Hombre de Malvavisco! ¡Se desdibuja la mueca socarrona de Vigo el Cárpato, otro malvado letal!

Sobre la génesis, todo comenzó en 2014, cuando se cumplieron 30 años del lanzamiento del primer film; el genio Murray, Aykroyd y Hudson se volvieron a colgar los mamelucos para una sesión de fotos; Sigourney Weaver (la damisela en apuros en sendas entregas) los acompañó, no así el gran Harold Ramis (que en paz descanse); la tierra se detuvo; los fans fuimos felices, y empezó a circular el rumor de que Sony podría producir una tercera parte. Ya no dirigida por Ivan Reitman ni protagonizada por los varones de otrora (Dan quería, pero nunca pudieron convencer a Bill); dirigida, en cambio, por Paul Feig (Bridesmaids, The Heat), coescrita por él y por la guionista Katie Dippold (de Parks & Recreation, ni más ni menos) y protagonizada íntegramente por doñas de armas tomar. Cuestión que hace dos semanas se confirmó rumor, fecha de lanzamiento (22 de julio de 2016) y elenco: la contundente y probada Melissa McCarthy, Kristen “genia de la vida” Wiig, Kate Saturday Night Live McKinnon (primera actriz abiertamente lesbiana del programa) y Leslie –ídem SNL– Jones (otrora guionista del programa, recientemente incorporada para interpretar sketches). Y, desde entonces, batahola.

Porque muchos, muchos varones devotos de la franquicia (hubo comics, juguetes, dibujitos animados, etcétera) no están nada contentos con la decisión. Twitter mediante, algunas voces indignadas: “Si no están en toppless, paso”, “Este es un claro intento por complacer a las feminazis”, “Hollywood se está arrodillando”, “¡¿Era necesario que las cuatro fueran minas?!”, “Genial. Ahora también arruinan Los cazafantasmas”, “Destrozaron mi niñez”... El gratuito sexismo (de anónimos y periodistas “serios”) incluyó, por supuesto, los argumentos tradicionales: que las mujeres no son graciosas (ajá), que no pueden levantar una mochila de protones (mmm...), que no tienen madera para atrapar espectros (sí para curar, luchar o levantar pesas, ¿pero no para atrapar espectros? ¡Vamos!), que ni siquiera son verdaderas fans de las películas originales (gracias muchachos por hablar por el 51 por ciento de la población restante), que van a ser dos horas de charla sobre tampones (porque, claro, las damas sólo hablan de tampones), que nadie quiere ver una versión rellenada de estrógeno (bueno, la taquilla no dice lo mismo...), entre otras peroratas.

Ni el ricachón Donald Trump se abstuvo de opinar, al grito de “¿¡Qué carajo ha pasado!?” (sic). Y el propio Ernie Hudson, cazafantasma original, metió la gamba hasta los juanetes al declarar que es “una terrible idea”, que “los seguidores no querrán ver eso” y que –ay– “si las minas no son chistosas, que por lo menos sean sexies”. Vale aclarar que luego tuvo la “gentileza” de retractarse... Algo que, dicho sea de paso, no fue necesario en los casos de Murray y Aykroyd, chochos desde el vamos por lo que definieran como “una película que verían”, “qué gran proyecto” o “fabulosa decisión”. Pensamiento compartido por otros periodistas –realmente serios–, como aquel de la revista Forbes, que ofreció: “La inversión de género no sólo es más emocionante, y potencialmente más exitosa, que cualquier remake protagonizada por nuevos cómicos varones. También es un pequeño paso en lo que podría volverse un auténtico cambio de rumbo, una rara oportunidad para que las mujeres ganen terreno en un campo dominado por los hombres: el de los films de alto presupuesto”.

Luego, The Guardian: “Las nuevas cazafantasmas son una victoria para la diversidad” porque “tres de las actrices tienen más de 40 pirulos, una es negra, otra es lesbiana, y aunque son factores que no deberían interesar, son un triunfo en el contexto de una Hollywood sexista y monoculturalista”. Para la revista Salon, mientras tanto, se trata de un reconocimiento que la industria adeudaba hace demasiado tiempo: el merecido lugar de las mujeres en las cúpulas de la comedia. Para el sitio The Mary Sue, “es la prueba de que los estudios estarían empezando a entender que tener mujeres protagónicas se traduce en mayor asistencia al cine y, por tanto, mayores ganancias”. En resumen: soplan vientos de cambio en este mar de ectoplasma. Entonces... ¿a quién vas a llamar? Oh, yeah: a las cazafantasmas. Y a Pegajoso (¿o será ahora Pegajosa?), de volver a ser convocado.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.