las12

Viernes, 19 de noviembre de 2010

MONDO FISHON

Visitas de moda internacional, del precursor de los blogs de moda a las estampas con papas fritas de Jeremy Scott para Adidas

 Por Victoria Lescano

Las visitas internacionales a Buenos Aires vinculadas con la moda se sucedieron casi al ritmo de una vertiginosa pasarela. Hace un tiempo hizo una pasada Alber Elbaz, el diseñador de Lanvin que en las últimas semanas celebró una alianza con la democrática cadena H&M; luego Karl Lagerfeld eligió San Telmo como locación de una campaña para Chanel. Los primeros días de noviembre fue el turno de Scott Schuman, el fotógrafo que ideó el blog “The sartorialist” (precursor en fotografiar estilos espontáneos de elegantes y extravagantes en las calles de Nueva York para luego subirlos a un blog con miles de visitas diarias por cazadores de tendencias y que hoy están compilados en un libro homónimo). El blogger con formación en el negocio de la moda paseó su pequeña figura acompañado de su esbelta mujer y ofició además como jurado del Fashion Edition Buenos Aires. Allí desfilaron Vero Alfié, Evangelina Bomparola, Cecilia Gadea, Cora Groppo y Ramírez. Y las fotos escogidas por el precursor de los blogs para ilustrar su paso por Buenos Aires correspondieron a un instante del backstage de Pablo Ramírez (quien posó con su delantal de trabajo negro mientras alistaba a la modelo con blusa de mangas globo y falda sirena) plus imágenes de la atmósfera en la confitería La Ideal. Se las puede apreciar ingresando al blog.

Otra visita reciente y que pasó mas desapercibida –pues el país estaba de luto y conmocionado por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner–, fue la de Jeremy Scott, un diseñador de procedencia norteamericana, nacido en Kansas, invitado para promocionar sus nuevos desarrollos para la firma Adidas.

Cuando promediaba 1990 Jeremy desembarcó en París con una colección inspirada en las víctimas de accidentes de automóviles –una cita a la novela sci-fi Crash, de J. G. Ballard– con la consigna “Vive la avant Garde”. Poco después fue célebre y muy comentada su colección con juegos de asimetrías y prédicas sobre cuestiones de género; allí ropa, maquillaje y peinados se fusionaron de modo tal que representaban lo masculino y lo femenino en un mismo cuerpo. Así, una modelo llevaba un taco alto y otro bajo, de un lado corte de falda, hacia el otro, la morfologíaa de un pantalón. En París pasó del underground de sus inicios a deslizarse en el circuito de amigos de Karl Lagerfeld. Pero en 2002, Jeremy volvió a su lugar de procedencia y se afianzó en las semanas de la moda de Los Angeles y de Nueva York.

Acerca de los disparadores de la visita de J. S a Buenos Aires narran los prs del grupo Mass: “Jeremy había hecho el año pasado una gira por Asia y tuvo mucho éxito. Entonces dijo: ‘¿Por qué no Latinoamérica?’. Se hospedó en el hotel Faena y luego estuvo de recorrido sacando fotos de estilos en los lugares más emblemáticos de Buenos Aires: de la calle Corrientes, pasando por el Once, la Avenida Alvear y el local de Adidas Originals en Malabia 1700, donde muy pronto se exhibirán sus nuevas creaciones para la firma. Su itinerario latinoamericano continuó por Brasil, Chile y México”.

Por otro lado, desde un comunicado oficia, la firma Adidas fundamentó tanto la colección de Scott como el lanzamiento de una nueva línea titulada “Originals by Originals” –que contempla además ropas del japonés Kazuki y del futbolista-fashionista David Beckham–. Mientras se anticipa que Beckham apeló a citas y el imaginario del vintage americano con la ayuda de un diseñador y conjugó frisa con lana italiana plus homenajes al film “El gran escape” y que el creador japonés diseñó con la ayuda de una amiga florista, acerca de Jeremy Scout se destaca: “Los ingeniosos diseños de Jeremy Scott componen una línea con la misma cantidad de prendas para hombre y para mujer. Todas fueran creadas tomando como inspiración las icónicas siluetas de Adidas, de los conjuntos Firebird, con las impresiones y diseños gráficos que simbolizan a sus diseños y que trasladó a su línea propia”.

Se cuenta también que como gesto risqué Jeremy apeló a estampas de papas fritas y de huellas de botas. Elecciones afines y coherentes a sus dichos sobre la influencia de la cultura americana en su gusto por la moda. En ocasiones, Jeremy Scott declaró como primer recuerdo de moda una campera roja comprada en la democrática cadena K Mart. Entre las prendas de Jeremy Scott que prometen ser las más taquilleras y cautivar a usuarias de extravagancias deportivas –son devotas de sus outfits Beth Ditto, Britney Spears y Kate Perry– se vaticina un buzo con capucha en tela camuflada, apliques de strass y ojales metálicos sumados al iconoclasta bordado de las tres tiras.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared