las12

Viernes, 13 de octubre de 2006

VISTO Y LEíDO

Secretos para cruzar la línea

 Por Liliana Viola

Aprender a escribir
Alicia Steimberg
Aguilar
230 págs.
$ 27

Cuál es la línea que separa un buen libro de un libro comercial? ¿Qué criterio deja de un lado, por ejemplo, a Isabel Allende y del otro a Clarice Lispector? Larga y mucho más ideológica que estilística es esta discusión que no emprenderemos ahora. En cambio, la línea que separa los textos bien escritos de los que no se pueden leer, se ve de lejos, es mucho más gruesa. Las personas que se desempeñan como jurados en los concursos literarios bien lo saben; y los profesores de talleres, también pueden hablar del asunto. Alicia Steimberg es hace muchos años ambas cosas; además de escritora, autora de cuentos y de novelas galardonadas con importantes premios: con Amatista obtuvo el premio La sonrisa vertical en 1989 y con Cuando digo Magdalena, el premio Planeta en 1992. Su nuevo libro, Aprender a escribir, capitaliza su experiencia en todos estos trabajos con la escritura y va dedicado especialmente a aquellas personas —que son muchas más de las que cualquiera podría imaginar— que en algún momento de su vida sienten el deseo, la imperiosa obligación de ponerse a escribir, contar una historia, convertirse en autoras. ¿Cómo hacer para que el resultado de tal esfuerzo no merezca como último destino la papelera o el fondo de un cofre de recuerdos bochornosos? En principio, comprender que la escritura profesional —y aquí la autora destaca la importancia de todo un circuito que refrenda y formula, como los concursos, las casas editoras, los lectores especializados— es el resultado de un trabajo consciente y largo, de ensayo y error, de reflexión frente al lenguaje y un acertado manejo de las herramientas del metier. El talento, la oportunidad, las lecturas previas, quedan fuera de toda sistematización. A pesar de que aquí se pueden hallar algunas sugerencias y ejercicios para emprender la escritura narrativa y hasta consejos sobre cómo superar al fantasma de la página en blanco, Steimberg no ha hecho de ninguna manera un libro de recetas. Se trata de un cuaderno de bitácora de una escritora que con generosidad, sentido del humor y un cuidado desorden, va peleando contra las torpezas más comunes de los principiantes. Muestra el paso a paso de cómo ella misma va corrigiendo un texto, da ejemplos de autores consagrados con un sentido didáctico siempre presente, invita a leer con sentido crítico, pone al alcance de los lectores no especializados una serie de conceptos teóricos sobre la construcción de personajes, las diferencias entre hablar y escribir, la verosimilitud, la organización, la coherencia, etcétera. El subtítulo del libro, Fatigas y delicias de una escritora y sus alumnos, resume las dos caras de un trabajo apasionante y agotador, que consiste en hacer que las grandes expectativas se conviertan en un texto interesante, que merezca quedar de este lado de la maldita línea divisora.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.