las12

Viernes, 11 de diciembre de 2009

DEBATE IV: El problema de trasladar en las mujeres la responsabilidad del Estado

 Por Irene Meler (*)

“No son las madres pobres las que deben garantizar una futura generación sana”

No hay dudas acerca de las bondades del amamantamiento para los bebés. Pero lo que está en debate es la desubjetivación de las madres, por un lado, y la privatización de las responsabilidades sociales, por el otro. Las madres son sujetos que, según sean sus condiciones de vida y sus particularidades psíquicas, pueden o quieren o, por el contrario, tal vez ni puedan ni quieran amamantar. Es posible que no puedan hacerlo si deben reincorporarse a trabajos de tiempo completo, que quedan lejos de su hogar, y donde no haya guarderías para sus bebés.

Esa situación implica sufrimiento tanto para las madres como para sus niños. O, tal vez por motivos psicológicos particulares, no disfruten del acto de amamantar y prefieran la alimentación con biberón. En ese caso, la subjetividad de la madre prevalece, porque de poco vale un amamantamiento realizado de forma compulsiva y sin placer.

Pero lo esencial es que el cuidado de los niños es una responsabilidad colectiva de las generaciones adultas y es el Estado el que debe regularla. Delegar en la vocación maternal esa tarea es un acto de hipocresía acorde con el exacerbado espíritu mercantil de nuestros tiempos, que sólo busca optimizar ganancias a expensas del cuidado de las personas. No son las madres –y mucho menos las madres pobres– quienes deben garantizar una generación sana de futuros argentinos.

(*) Coordinadora del Foro de Psicoanálisis y Género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA).

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.