libero

Lunes, 17 de enero de 2005

FúTBOL

Cambio de hábito

El Ajax Amsterdam, uno de los clubes más populares y exitosos de Europa, quiere cambiar su imagen de “club judío” porque asegura que le causa problemas tanto con sus hinchas como con las hinchadas rivales.

Por Stephanie van den Berg
Desde Amsterdam

El Ajax, uno de los equipos más populares de la Primera División del fútbol holandés, intentará desembarazarse de su etiqueta de “club judío”, lo que le provoca problemas tanto con sus hinchas como con sus rivales. “Ajax es presentado como un ‘club judío’, y algunos de nuestros hinchas se han autobautizado ‘los judíos’ como título de gloria”, explicó el presidente del club, John Jaakke, cuando realizó su saludo para el 20O5. “Quiero que quede claro que el Ajax quiere desembarazarse de esta imagen y que va a hacer lo necesario para lograrlo”, agregó. El dirigente remarcó que con ello el Ajax no es un club con sentimientos antisemitas sino que quiere evitar enfrentamientos verbales en las tribunas.
“Esta etiqueta de club judío no se fundamenta en ninguna evidencia histórica”, señaló el portavoz del club, Simon Keizer. “Esto podría deberse al hecho de que, en los años ‘60, varios jugadores del equipo eran de origen judío”, dijo a modo de explicación. Keizer estima que la fama de “club judío” le “ha sido impuesta” porque Amsterdam “es la ciudad holandesa judía por excelencia”, en la que se refugiaron muchos judíos perseguidos por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.
Otra leyenda dice que el club fue fundado por judíos, aunque no existen pruebas fehacientes de ello. En cualquier caso, muchos seguidores aún acuden al estadio con banderas de Israel y la estrella de David como símbolos.
Pero han sido los hinchas de los equipos rivales los que comenzaron a llamar “judíos” a los fanáticos del Ajax, los que a su vez, con el tiempo, han reivindicado este sobrenombre. A veces, durante los partidos, enarbolan banderas israelíes o pancartas con la estrella de David. Los barrabravas de la tristemente célebre sección F del estadio se han hecho tatuar la estrella de seis puntas con una pequeña F en el centro.
“Estoy seguro de que nuestros hinchas no albergan sentimientos antisemitas. Sin embargo, en una sociedad con una atmósfera tan tensa como la que vivimos actualmente, esto puede provocar este tipo de actitud entre los aficionados rivales”, explicó Jaakke.
Uri Coronel, un ex miembro del Consejo de Administración del club, quien es de origen judío, señaló al diario local Het Parool que los seguidores que se autodenominan judíos provocan el antisemitismo de los fanáticos rivales.
Es así que varios slogans anti-Ajax evocan el Holocausto, y el más popular hace referencia concreta al conflicto de Medio Oriente y a un grupo radical palestino: “¡Hamas, Hamas, los judíos al gas!”, cantan algunas hinchadas rivales. Otra costumbre macabra de los “enemigos” del Ajax es el de chiflar imitando un escape de gas.
“También recuerdo un partido en el que los hinchas rivales gritaban: ‘Los judíos serán eliminados, los judíos serán eliminados’. Por supuesto, es muy doloroso escucharlo, porque en un pasado reciente se intentó eliminar a los judíos”, agregó Coronel. “Si Ajax se desmarca de su imagen de club judío, entonces se podrá comenzar a trabajar en el comportamiento de las hinchadas adversarias”, sentenció.
“No queremos lanzar una campaña publicitaria, pero vamos a intensificar el diálogo con nuestros aficionados y esperamos llegar a un entendimiento recíproco”, explicó por su parte Keizer.
“Hay que poner punto final a esta paradoja: tenemos una imagen de club judío, pero es lamentable para muchos judíos seguir nuestros partidos”, añadió a su vez Jaakke. “Algunos de nuestros seguidores judíos podrían sentirse amenazados. Hay que erradicar el potencial conflicto entre que nos llamen ‘judíos’ y que los aficionados que efectivamente sean judíos tengan problemas para asistir a nuestros partidos.”
El sitio web del Ajax recogió reacciones enfrentadas de los aficionados del equipo tetracampeón de Europa. Un aficionado que profesa la religión judía aseguró que no disfrutaba cuando el Amsterdam Arena cantaba: “El que no salta no es judío”. El mismo hincha manifestó sentirse ofendido cuando, a modo de contraataque, los hinchas rivales coreaban el nombre de organizaciones radicales palestinas o recordaban el Holocausto.
Otros aficionados, sin embargo, creen que forma parte de la tradición y que debe mantenerse. Los que así opinan, creen que los dirigentes del club son hipócritas al proponer su eliminación y al mismo tiempo ganar dinero vendiendo objetos con símbolos judíos.
Para avanzar en esta “discusión de años”, el Ajax ya ha mantenido conversaciones con sus seguidores y lo seguirá haciendo hasta conseguir su objetivo, aunque es consciente de que la fama de “club judío” no desaparecerá de la noche a la mañana.
El Ajax es uno de los clubes más exitosos del fútbol europeo. Fundado en 1900, logró 27 títulos nacionales y 11 internacionales, incluidas dos finales Intercontinentales y cuatro Ligas de Campeones de Europa, con jugadores como Johan Cruyff, Johan Neeskens, Ruud Krol, Wim Suurbier, Piet Keizer, Arie Haan, Pieter Schrijvers, Frank Rijkaard, Dennis Bergkamp, Jari Litmanen, Marc Overmars, Edgar Davids o John van’t Schip. Rinus Michels, que fue jugador del club, llevó como entrenador al Ajax a su ciclo más glorioso, a comienzos de los ’70, fundando las bases del equipo nacional holandés que asombraría en la Copa del Mundo de Alemania en 1974.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.