libero

Lunes, 27 de junio de 2005

FúTBOL › OPINION

El favorito no liga

Por facundo martinez

La Selección no jugó bien ayer frente a México, le costó tanto manejar la pelota como recuperarla y jugarla segura, y aunque consiguió su pasaje a la final de la Copa Confederaciones, no puede llegar a ese partido –si de imagen se trata– en condiciones más desfavorables. Allí espera Brasil, que el sábado eliminó a la local y favorita Alemania.
Esta final no podría resultar más atractiva: un Argentina-Brasil en Francfort, Alemania, el escenario del Mundial 2006, y ante los ojos del mundo; un duelo entre selecciones que se necesitan mutuamente para dirimir sutilezas y que, encima, llegan con espíritu revanchista: los argentinos por la final de la Copa América 2004 que se les escapó en los penales, y los brasileños por el 3-1 con baile a principios de mes en Buenos Aires.
Las formaciones no serán exactamente las mismas que las que se enfrentaron en el Monumental: ambos conjuntos viajaron a Alemania con bajas importantes y Argentina es la menos favorecida. A Pekerman le faltan Abbondanzieri, Ayala, Mascherano, Lucho González y Crespo, que no viajaron, y no podrá contar con Saviola, expulsado; a Carlos Parreira le falta solamente Roberto Carlos, que no viajó, al igual que Ronaldo, también ausente en Buenos Aires. La diferencia es significativa.
La Argentina llegará al miércoles más cansada, con media hora más de fútbol y un día menos de recuperación, y también con la sensación de haber accedido a esta instancia como raspando la olla, en los penales: con una victoria dramática y complicada, después de estar un gol abajo en el suplementario y de haber sufrido más de la cuenta durante los 90 minutos. ¡Qué buen trabajo el de Ricardo Lavolpe! México le ganó a Brasil en la fase regular del torneo y estuvo ahí de ganarle a Argentina.
Pekerman reconoció que no se jugó bien ante México, pero se mostró confiado para la final porque, dijo, sus jugadores son “jóvenes y ambiciosos”. Pero no alcanzará con eso si vuelve a fallar en el juego, o si los jugadores se vuelven a pasar de revoluciones por la impotencia y pegan descaradamente, como lo hizo Coloccini (sin mayor castigo), como lo hizo Saviola (roja directa).
Mañana, para ir palpitando, también habrá duelo Argentina-Brasil por las semifinales del Mundial Sub-20. Se sabe, los clásicos son partidos aparte. Y vale aclarar que en los dos mencionados, en Perú y en Buenos Aires, el que llegó como favorito se quedó sin nada.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.