libero

Lunes, 27 de junio de 2005

TENIS › CORIA Y NALBANDIAN VUELVEN A JUGAR EN WIMBLEDON

Pasto que nos hiciste bien

Después de dar vuelta dos partidos increíbles el sábado, los dos argentinos vuelven a jugar hoy: el santafesino la tiene difícil ante Andy Roddick; el cordobés juega contra el francés Richard Gasquet.

Tal como ocurriera en 1999, cuando formaron parte de las semifinales del torneo junior de Wimbledon, los objetivos de David Nalbandian y Guillermo Coria vuelven a coincidir en Londres, seis años después, metidos de lleno en el ámbito profesional y en plena ebullición de los octavos de final del tercer Grand Slam de la temporada.
Estimulados por la manera de superar la primera semana, con sendas remontadas ante adversarios reputados, Nalbandian y Coria, dos coetáneos de la fructífera generación argentina del ’82, embisten los asuntos de la cuarta ronda con diferente perspectiva.
El tenista de Córdoba maneja unos rasgos distantes de sus compatriotas. Suele acomodarse mejor a suelos veloces que al polvo de ladrillo que rentabiliza el juego argentino. De hecho, su momento más reconocido fue, precisamente, en el All England Club, cuando sorprendió a casi todos al plantarse en la final de Wimbledon del 2002 que, a la postre, perdió con el australiano Lleyton Hewitt.
El que fuera número cuatro del mundo hace un año, con éxitos como profesional en Basilea y Estoril en el 2002 y en Munich en este mismo, fortaleció sus expectativas con un meritorio triunfo contra el escocés Andrew Murray.
Nalbandian, que perdió los dos primeros sets, superó a su rival, a la presión y a un público entregado con la nueva esperanza británica. “Ahora juego mejor y disfruto más que en el 2002”, cuando fue finalista con veinte años.
Al jugador de Córdoba, que pasa por alto las críticas de John McEnroe (“tiene unos kilos de más y no lo veo jugar a la altura de lo que lo he visto”, apuntó el ex tenista norteamericano) le aguarda el francés Richard Gasquet, la gran esperanza del tenis galo, esta mañana, bien temprano, a las 8 (televisa ESPN).
“Es un jugador duro que viene jugando muy bien. No creo que el césped sea su especialidad, pero está jugando bien”, apuntó Nalbandian, que venció al francés en los dos duelos previos en los que se han encontrado, ambos en polvo de ladrillo. El más reciente, en Roland Garros del año pasado.
La experiencia es relativamente nueva para Coria, que por primera vez en su carrera sobrepasa con opciones la primera semana del torneo londinense. Es más: el jugador de Rufino, en sus cuatro apariciones por el All England Club, nunca rebasó la primera eliminatoria hasta el pasado año, cuando fijó su tope en la segunda.
En esta ocasión, Coria –especialista en polvo de ladrillo– ha alimentado sus expectativas después de dar la vuelta a un marcador nefasto. Su duelo contra el austríaco Jurgen Melzer lo puso contra las cuerdas, pero el argentino, que ha evidenciado una especial mejora sobre el pasto, cambió el partido.
El finalista de Roland Garros en el 2004, que llegó a ser número tres del mundo el pasado año, aguarda ahora a un peso pesado sobre césped. El estadounidense Andy Roddick, apuntado por muchos como el hombre encargado de hacer abdicar en Londres al suizo Roger Federer.
“Hubiese preferido otro, pero es un buen rival para saber dónde estoy parado. El es el favorito, pero me gustan estos desafíos”, señaló Coria, que nunca ha podido imponerse a la raqueta de Nebraska. En los cuatro duelos anteriores siempre venció el estadounidense. Tres de ellos fueron en suelo rápido (Copa Masters del 2003 y 2004 y en el Masters Series de Miami), la restante fue en polvo, en Houston. El partido comenzará cerca del mediodía y también será televisado.

Compartir: 

Twitter
 

CORIA Y NALBANDIAN LLEGARON A LA SEGUNDA SEMANA DE WIMBLEDON.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.