libero

Lunes, 1 de julio de 2002

FúTBOL › HABLARON KAHN, VOELLER Y BECKENBAUER

Sobria filosofía alemana

El arquero del seleccionado alemán, Oliver Kahn, admitió luego de perder por 2-0 la final del Mundial ante Brasil que se sentía “diez veces amargado” por haber cometido “el único error” en el partido más importante del campeonato. “Evidentemente es amargo que el único error del torneo sea sancionado de esta manera. Es normal que se cometan errores pero si esto sucede en la final es diez veces más amargo”, destacó Kahn. El jugador se refirió así al primer gol de Brasil, a los 67 minutos, cuando dio un rebote luego de un zurdazo de Rivaldo, y Ronaldo aprovechó la oportunidad
para poner en ventaja a los brasileños. A pesar de la decepción, el capitán alemán fue consagrado el último sábado como el mejor arquero del Mundial, según la Federación Internacional (FIFA).
“Una pelota así hay que retenerla. No hay consuelo, pero las cosas deben seguir. Creo que este torneo y esta Selección eran excepcionales en cuanto al espíritu de equipo”, remarcó Kahn. Para calmar el desconsuelo, Kahn se ilusionó con el futuro: “Un día, estoy seguro, haremos algo muy grande”.
Por su parte, el delantero Oliver Neuville se lamentó ayer de que, con la derrota sufrida en el Mundial, ya suma su “cuarta final perdida en el año”, teniendo en cuenta otras tres que no pudo ganar con su club, el Bayer Leverkusen alemán. “Esto es bizarro, la de hoy (ayer) fue la cuarta final que pierdo en el año. Y ojalá en la próxima oportunidad esté del lado ganador”, afirmó Neuville. El jugador suizo nacionalizado alemán, que perdió con el Bayer Leverkusen (el eequipo de Diego Placente) la final de la Liga de Campeones de Europa ante el Real Madrid de España, la de la Copa de Alemania frente al Schalke 04, y la Liga alemana ante el Bayern Munich, comparte este triste record con otros compañeros de club y selección: Schneider, Ballack, Ramelow y el arquero suplente Butt.
Por su parte, el director técnico alemán, Rudi Voeller, declaró: “Cuando alguien pierde una final, la decepción es naturalmente grande, pero una derrota contra un equipo de la clase de Brasil no es ninguna vergüenza”.
Y agregó: “Los brasileños mostraron seguridad durante todo el torneo, fueron el mejor equipo, incluso cuando tuvieron pequeñas dificultades. Su victoria es merecida”. Además, Voeller señaló: “No hay ninguna crítica contra nosotros. Oli (el capitán Oliver Kahn) ha jugado un Mundial de ensueño, estuvo sensacional. Que él cometa un pequeño error es amargo, nada más”.
Asimismo, el legendario Franz Beckenbauer –que había sido muy crítico con esta selección– aseguró: “A jugadores como Ronaldo es imposible pararlos durante 90 minutos”. Y en relación al encuentro dijo que “se vio un buen partido, sobre todo en la segunda mitad. El juego fue de un arco al otro y estaba claro que el primero que anotase ganaría el partido”. Ahora Alemania esperará tomarse revancha en su propio país, dentro de cuatro años.

Compartir: 

Twitter

El festejo del goleador absoluto y figura excluyente de la final.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.