libero

Lunes, 20 de febrero de 2006

FúTBOL › SAN LORENZO LE CLAVO UNA PUÑALADA AL INCIERTO PRESENTE DE BOCA

Más que padre, un enemigo

Oscar Ruggeri entró con el pie derecho en San Lorenzo y debutó con un triunfo. El cuadro de Alfio Basile jugó mal, pero no mereció perder. Saja –de penal–, Darío Bottinelli e Insúa marcaron los goles.

 Por Juan José Panno

Eso de la paternidad de San Lorenzo es medio relativo, tal como lo muestra este dato: en los 10 últimos encuentros jugados en la Bombonera antes del de ayer, Boca ganó 5 y empataron los 5 restantes. Entonces, ¿de qué paternidad hablamos? ¿De los 9 partidos que llevan de ventaja los de Boedo en 75 años de profesionalismo? Puede ser, pero más que eso, de la sensación generalizada –la tienen los jugadores, los hinchas de los dos clubes y los neutrales– de que San Lorenzo le gana a Boca con la camiseta, cuando quiere y como quiere. Por todo eso, la primera explicación de lo ocurrido ayer, la que está más a mano, la que pocos se atreverán a discutir, es que San Lorenzo ganó por esas cosas que tiene la paternidad. Es que futbolísticamente no hubo grandes diferencias entre uno y otro, y no se dio ninguna razón táctica o técnica que permitiera pensar que el cuadro de Ruggeri fue superior.

Hijo, sobrino, padre o hermano de cualquiera, a Boca le va a resultar muy difícil aspirar a algo serio si juega como lo hizo ayer, sin peso en la mitad de la cancha y sin variantes ofensivas.

Boca jugó mal sin vueltas y ése es un punto clave para entender por qué no ganó un partido que dominó en casi todo su desarrollo. Sin Gago, que pone orden y oxígeno en el medio; sin Palacio, que suele abrir las defensas contrarias y sin el equilibrio que solía poner Battaglia –cuya ausencia se nota cada día más–, Boca le puso casi todas las fichas a la cabeza de Palermo. Repetido y aburrido. Ayer le tiraron cientos de centros, que casi invariablemente murieron en las manos de Saja. Una excepción fue el que le metió el colombiano Guarín y que el grandote número 9 de Boca bajó para que Insúa convirtiera el descuento, el 1-2 sobre el final. Suficiente para que flotara la sensación de un resultado más justo y la idea de que Boca cayó dignamente.

El dominio territorial de los de Basile lo propició San Lorenzo metiéndose muy atrás para aguantar el 1 a 0 que había conseguido de penal, medio de casualidad (Ledesma, en el piso, en una jugada medio confusa, metió instintivamente la mano). San Lorenzo superó mejor los contratiempos. No jugó Lavezzi y de arranque se lesionó Paolo Montero. El técnico apostó a las cabezas de Cardozo o de Ulloa, pero la pelota llegó poco hasta Abbondanzieri y casi siempre por abajo. Un remate del Malevo Ferreyra y otro de Barrientos pudieron aumentar el 1 a 0 con el que se fue al descanso el equipo visitante, aunque Boca había arañado el empate en tres o cuatro oportunidades en ese primer período.

En el segundo tiempo, sin Cardozo –lesionado–, Ruggeri paró al equipo con doble línea de cuatro y la ilusión de aguantar las embestidas del toro herido y meter el tiro de gracia.

Boca fue desesperadamente al frente. Con Guillermo primero, con Delgado después, con Guarín –que reemplazó a Vargas y se mostró solo en un par de jugadas–, con Ibarra y Morel parados como wines, con Insúa que amenazaba pero no encontraba eco, con Palermo más voluntarioso que nunca, con una hinchada que empujaba y empujaba, Boca fue a buscar. Encontró las manos de Saja, encontró las cabezas de Jonathan Bottinelli y de Bianchi y, cuando más buscaba, San Lorenzo armó una espectacular contra que realzó Barrientos dejando pasar la pelota y coronó Darío Bottinelli picando la pelota por sobre el cuerpo de Abbondanzieri. Golazo.

El descuento de Insúa, poco después, sirvió para apagar el incendio y para que le gente despidiera al equipo con aplausos. Pero si el cuadro de Basile sigue jugando así, pronto van a llegar los silbidos. En forma de catarata.


BOCA-1
Abbondanzieri -6
Ibarra -6
Silvestre -6
Díaz -5
M. Rodríguez -4
Ledesma -6
Vargas -4
Bilos -4
Insúa -6
G. B. Schelotto 5
Palermo -5
DT: Basile
S. LORENZO-2
Saja -7
Alvarado -5
J. Bottinelli-7
Montero- -
Esquivel -4
Rivero -5
Matteo -6
Ferreyra -5
Barrientos -7
J. Cardozo -4
Ulloa -4
DT: Ruggeri

Estadio: Boca.
Arbitro: Héctor Baldassi.
Goles: 15m Saja (SL), de penal; 71m D. Bottinelli (SL) y 90m Insúa (B).
Cambios: 3m Bianchi (6) por Montero (SL); 45m Darío Bottinelli por J. Cardozo y Guarín por Vargas (B); 63m Delgado por Barros Schelotto (B), 73m N. Cardozo por Bilos (B) y 77m Ortiz por Barrientos (SL).

Compartir: 

Twitter
 

Bilos quiere anticipar a la marca de Bianchi. sin Palacio ni Gago, Boca jugo mal y perdió merecidamente.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.