libero

Lunes, 20 de febrero de 2006

TENIS › MOYA SE ADJUDICO LA SEXTA EDICION DE LA COPA TELMEX

¡Que vuelva Carlos!

El español, ídolo de los hinchas argentinos, venció en dos sets al italiano Filippo Volandri y festejó su tercer título en Buenos Aires. El ex número uno agradeció el cariño y prometió regresar cada vez que lo inviten.

 Por Ariel Greco

Once años después de su primer título, el español Carlos Moyá volvió a festejar en Buenos Aires. Como en 1995 y en el 2003, el ex número uno del mundo se quedó con el certamen porteño, tras vencer 7-6, 6-4 al italiano Filippo Volandri. Pero sobre todo reafirmó su amor con el público argentino, que lo adoptó como propio y celebró de manera especial la conquista del jugador mallorquín. Para retribuir tanto cariño, Moyá se encargó de remarcar su agradecimiento y prometió volver cada vez que lo inviten a Buenos Aires. “Me siento como en casa”, repitió mil veces.

Como a lo largo de toda la semana, salvo en los cuartos de final ante el español Rubén Ramírez Hidalgo, Moyá no tuvo un encuentro sencillo. Sufrió para superar al italiano Flavio Fognini en la primera ronda, la pasó mal ante el chileno Nicolás Massú en la segunda, zafó de una situación delicada en la semifinal ante su compatriota Juan Carlos Ferrero y ayer, ante Volandri, no fue la excepción. El italiano, mucho más sólido hasta ese momento, se imponía 5-3 y contaba con dos break points para llevarse el primer set. Sin embargo, el ex campeón de Roland Garros hizo pesar su chapa: levantó el juego, quebró en el siguiente y forzó el tie break. Allí desaprovechó tres puntos para quedarse con el parcial, pero lo definió en el cuarto y lanzó un grito de satisfacción. “Estaba muy cansado y pensé que en un tercer set se me iba a complicar mucho”, admitió.

Lo mismo debe haber sentido Volandri, que ya no opuso tanta resistencia y no encontró variantes para devolver el saque de Moyá –apenas perdió dos puntos en todo el segundo set–. Por eso, el rápido quiebre en el tercer game pareció sentenciar el partido por anticipado. Fue sólo cuestión de tiempo hasta que un ace del español resolvió la final y desató un festejo eufórico. “El año pasado fue duro para mí. Llegué a pensar que no volvería a levantar una copa”, justificó el ex número uno, que no ganaba un título desde Chennai, en el 2005. Con el de ayer, ya suma 19 en su carrera.

Luego llegó el turno de las muestras de cariño mutuas. Es que ante la ovación y los aplausos de la gente, el tenista devolvió gentilezas con las palabras. “Me divierto mucho jugando aquí. Es sensacional entrar a una cancha y que haya seis mil personas alentándote. No hay nada que se pueda comparar con lo que sentí al jugar en Buenos Aires esta semana. La gente de la Argentina me quiere mucho y yo a ellos”, comentó Moyá, que bromeó con una hipotética posibilidad de nacionalizarse: “Estoy orgulloso de ser español, pero si alguna vez pienso en cambiarme, seguro que la de argentino será mi primera opción”.

Lo cierto es que la consagración de Moyá le dio lustre a un torneo que desde lo deportivo tuvo menos brillo que en ediciones anteriores. Es que la ausencia de varios jugadores argentinos –Gaudio, Nalbandian, Cañas, Puerta– y el bajo rendimiento de Guillermo Coria se sintió en el cuadro, teniendo en cuenta que por primera vez en seis ediciones no hubo un tenista local en la final, apenas uno en semi y sólo dos en cuartos.

Pero, más allá de esa circunstancia, también quedó demostrado que el certamen tiene vida propia, independientemente de los nombres. Las casi 65 mil personas que pasaron durante la semana se convirtieron en nuevo record, con cinco mil más que en el 2004, la anterior marca. Y con el plus de haberse agotado las localidades en las jornadas nocturnas del jueves y el viernes y en las del fin de semana, incluso antes de conocerse los jugadores que iban a acceder a esa instancia. Por eso, con dos años más con Telmex como main sponsor garantizado y con la experiencia recogida en seis temporadas, los organizadores ya planean algunas reformas para brindar más comodidades en el 2007 y tentar para que vengan a otras figuras de primer nivel como el español Rafael Nadal o el ruso Marat Safin. Pero lo cierto es que, para el público argentino, está claro que lo importante es que vuelva Carlos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.