libero

Lunes, 20 de noviembre de 2006

FúTBOL › LA TV Y LA AFA DIERON VUELTA EL PARO

Futbolistas Argentinos Apremiados

Agremiados impulsaba parar lo que restaba de la 16ª fecha una vez que piquetes de hinchas de Racing y San Lorenzo impidieron la salida de sus equipos rumbo al estadio de La Plata y el encuentro se suspendió, pero la reacción de la televisión y la amenaza de la AFA de aplicar la quita de puntos a los equipos que no se presentasen a jugar torcieron la decisión. Jorge Domínguez, secretario general del gremio, anunció que renunciará.

La Asociación del Fútbol Argentino logró torcerle el brazo a Futbolistas Argentinos Agremiados e impidió que se suspendiera la última parte de la programación de la 16ª fecha del torneo Apertura. Cuando parecía que un efecto-dominó arrasaría con lo que faltaba jugarse de la jornada, una vez dispuesta la suspensión del clásico entre Racing y San Lorenzo, la televisión (que debía televisar a River y Boca en los horarios centrales) y sus asociados operaron en forma eficaz sobre los jugadores que querían parar, y amenazando con una medida que normalmente no quieren aplicar –la quita de puntos– consiguieron rescatar los cuatro partidos que restaban disputarse. El secretario general del gremio de los futbolistas se mostró indignado por la actitud de algunos jugadores, a los que no individualizó, y anunció que la de esta tarde, a las 19 en la sede del gremio, será la última asamblea que presida, ya que presentará la renuncia a su cargo.

El frenesí mediático impuesto a partir de la suspensión de Racing-San Lorenzo estalló en las concentraciones de los planteles que debían jugar más tarde. Es que en la reunión que los futbolistas habían sostenido el viernes a la tarde se había acordado finalmente desarrollar la fecha a la espera de una asamblea prevista para hoy, en la que tratar más orgánicamente el tema de un paro: pero quedó establecido también –como lo aseguró ayer Domínguez– que ante el menor incidente la medida de fuerza sería dispuesta automáticamente.

Por esa razón, el propio Domínguez anunció en declaraciones radiales desde el lobby del hotel Panamericano, donde estaba concentrado el plantel de Racing, que la fecha se suspendía, mientras los futbolistas se comunicaban entre ellos con sus celulares para terminar de consensuar la medida. Ya se anunciaba que los jugadores de Banfield no iban a salir a jugar su partido con Quilmes y, en La Plata, el plantel de Gimnasia consultaba para saber si debía iniciar su viaje por la autopista a Buenos Aires rumbo a Núñez.

El capitán de Banfield, Cristian Lucchetti, y el defensor Javier Sanguinetti hablaron en el estadio Centenario con el capitán de Quilmes, Martín Romagnoli, y el árbitro del encuentro, Horacio Elizondo, para informarles que Domínguez les había pedido, camino al estadio, que no jugasen, en solidaridad con los futbolistas de Racing y San Lorenzo. El arquero de Colón, Laureano Tombolini, contaba por radio que Sergio Marchi, el secretario adjunto de Agremiados, lo había llamado para hablarle acerca del paro. En Jujuy, los jugadores de Boca preguntaban a los periodistas destacados y los de Gimnasia seguían por TV desde su concentración lo que estaba sucediendo para decidir qué hacer. De esos movimientos tomaron nota los medios que cubrían en directo la fecha, y por lo tanto la TV.

Enseguida comenzó la ofensiva oficial: la AFA, que había suspendido directamente el partido Racing-San Lorenzo sin esperar la decisión del árbitro del encuentro, Daniel Giménez, se encargó de utilizar los medios a disposición para anunciar que los otros cuatro partidos programados para completar la jornada no estaban suspendidos: si los futbolistas no se presentaban a jugar, sus equipos perderían los puntos. Algunos dirigentes, como el presidente de River, José María Aguilar, se reunían con los futbolistas del plantel con esta novedad.

Para terminar de inclinar la balanza, el presidente de la AFA, Julio Grondona, paseó por las pantallas (primero la de Fox Sports, después la de TyC Sports) para dejar bien en claro que “está escrito” que los clubes que no presentaran sus equipos debían sufrir “la quita de puntos”. Y agregaba: “Con San Lorenzo y Racing estamos todos solidarizados, pero los otros cuatro partidos de la fecha se deben jugar porque no han tenido ninguna traba. No se pueden tomar decisiones a la ligera. Hay que pensarlas con tranquilidad. Es lógico que se juegue como corresponde y, cuando se haga la reunión en Agremiados entre el sindicato y los futbolistas, se verá cómo sigue la cuestión”.

Romagnoli, el capitán de Quilmes, repuso al pedido de los jugadores de Banfield que, como al plantel que representa no lo habían invitado a la reunión del viernes, no tenían por qué acatar la medida de no jugar. Su equipo está mucho más necesitado de puntos que Banfield; después los perdió en la cancha. Luego, el presidente de Banfield, Carlos Portell, y el vicepresidente primero, Raúl Baud, “en duros términos” según la agencia Télam, persuadieron a los futbolistas de presentarse a jugar.

Frente a la opción de perder los puntos o a la presión de los dirigentes (que en muchos casos integran el Comité Ejecutivo de la AFA), los futbolistas dieron marcha atrás, dejando mal parada a la conducción del gremio. Mientras la TV cambiaba los zócalos de su pantalla para proclamar que la fecha (o lo que quedaba de ella) se había salvado y los cuatro partidos (pero especialmente los de River y Boca) se jugarían, Domínguez comenzó a anunciar su decisión de abandonar el sindicato.

“Me voy porque la situación me supera y no quiero ser responsable de lo que pueda suceder si se juega la fecha –avisaba Domínguez–. Nosotros tuvimos muchas comunicaciones con los jugadores, pero no pudimos hablar con los de Boca porque los celulares estaban apagados. La fecha se va a jugar, pero no estoy más en el gremio, renuncio.”

Grondona presentará ante el Comité Ejecutivo, que se reunirá mañana, un proyecto para que todos los hinchas puedan volver a los estadios, sin importar que lo hagan en calidad de local o de visitante, socios o abonados.

Compartir: 

Twitter
 

Los hinchas de Racing y San Lorenzo hicieron piquetes y la TV se quedó sin partido qué televisar.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.