libero

Lunes, 6 de agosto de 2007

FúTBOL › BOCA Y CENTRAL JUGARON DE ACUERDO CON LA TEMPERATURA REINANTE

Sensación térmica de partido espantoso

Le sobró de todo: errores, minutos, ceros... Boca no logró armarse en torno de Cardozo, como pretendía Russo, y a los delanteros la pelota no les llegó nunca. Los rosarinos se quedaron con las mejores situaciones de gol del encuentro, pero nunca la embocaron.

 Por Facundo Martínez

El fútbol estuvo ausente en la Bombonera, donde Boca y Central empataron sin juego y sin goles, al cabo de angustiosos 90 minutos en los que el único espectáculo pudo ser acaso el show gestual del árbitro Pablo Lunati, tan enfático él ante el menor requerimiento. Los muchachos de Miguel Angel Russo extrañaron demasiado al armador del equipo que conquistó la Copa Libertadores, Juan Román Riquelme, y estuvieron lejos de encontrar caminos alternativos para abastecer a la dupla atacante. Tampoco fue claro el equipo de Carlos Ischia que, muy a su pesar, aprovechando al máximo sus oportunidades, contó con más chances como para llevarse el triunfo.

Frío, demasiado frío debieron sentir los jugadores de ambos conjuntos sobre la cancha para brindar el pobrísimo espectáculo que dieron. Alcanza con señalar que al cabo de los primeros 45 minutos de juego, apenas se podía contar una chance para cada lado, a los 38 y 39 minutos: un cabezazo débil de Belloso que se fue a un costado y, luego de una pared de adobe con Palacio, un zurdazo de Battaglia mano a mano con Cristian Alvarez, que el arquero alcanzó a mandar al corner.

El problema del equipo de Russo era fácil de detectar: no pudo suplir la ausencia de Riquelme. Banega no siempre era cinco y, cuando se envalentonaba, por ahí la perdía y dejaba mal parados a sus compañeros; Battaglia iba de un lado para el otro sin una función clara; Neri Cardozo estaba más intermitente que nunca; y Ledesma, exigido al máximo, luchaba todas pero con pocas luces, como podía. De ahí que la pelota no les llegara clara a los delanteros que, bien tomados por la última línea rosarina, hicieron poco y nada como para desnivelar el marcador.

A Central las cosas costaban porque Damián Díaz y Emiliano Papa no encontraban buenos socios como para llegar al área de Caranta con la pelota controlada y apostaban todo a lo que pudiera ocurrírseles a Belloso y a Zelaya, que no era mucho en una tarde tan fría como el partido.

Algo debió suceder en los vestuarios, porque a la vuelta el partido, si bien no fue una panacea, mejoró notoriamente al menos en situaciones de gol. El control estaba del lado de los de Russo, pero las chances más claras terminaron siendo de los rosarinos que, si bien no generaban tantas situaciones propias, aprovechaban al máximo las que les facilitaban los jugadores locales.

Apenas arrancó el complemento, Díaz, el mejorcito del equipo de Ischia, sacó un buen remate cruzado que Caranta alcanzó a desviar con la pierna derecha al corner; luego, al centro de Papa, Díaz alcanzó a conectar un cabezazo que pasó cerca.

La orden en Boca pareció ser probar desde afuera, pero los intentos de Cardozo y Banega, e incluso uno de Palermo sobre el final, estuvieron lejos de inquietar a Alvarez. Después de la Battaglia en la primera parte, las otras dos chances claras de gol fueron de Central. En la primera, Zelaya paró un envío de Belloso con el pecho, ante la marca del juvenil Urribarri, se acomodó y sacó un disparo medio débil que se fue por un costado. La otra fue una avivada de Papa, quien anticipó en la puerta del área chica, con la punta del botín, lo que era una contención fácil para Caranta, pero después no pudo acomodarse y terminó perdiendo frente a la respuesta desesperada de la defensa boquense.

Ni el ingreso de Dátolo por Cardozo en Boca, ni los tres cambios que ensayó Central alcanzaron para salvar la patriada. Nadie pudo irse conforme ayer de la cancha. Ni siquiera un gol fortuito hubiera salvado al partido de ser un bodrio, con todas las letras.


Estadio: Boca.

Arbitro: Pablo Lunati.

Cambios: 65m Dátolo por Cardozo (B); 70m Espinoza por Belloso (C), 76m Vizcarra por Zelaya (C), 80m Núñez por Díaz (C).

Incidencias: ninguna.

Compartir: 

Twitter
 

Palacio intenta avanzar con la pelota pero Braghieri tiene otros planes con él y le impide avanzar.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.