libero

Lunes, 24 de marzo de 2008

FúTBOL › PERDIO CON SAN MARTIN EN SAN JUAN

Independiente le dice adiós al sueño

No tuvo respuestas para el gol tempranero de Bravo ni salió a flote tras el tanto de Tonelotto. Quedó a 5 puntos de Boca y River.

En San Juan, San Martín se aprovechó de un Independiente apático y le ganó sin atenuantes. En la primera jugada del encuentro, Martín Bravo sacudió al equipo de Troglio, que entró dormido; y Luis Tonelotto, de cabeza, terminó de liquidarlo. Con esta victoria, los sanjuaninos siguen en zona de descenso, pero empiezan a inquietar a Gimnasia (J), Colón y Racing.

Independiente, en tanto, continúa inmerso en la irregularidad: gana de local y pierde de visitante. “Para la pelea nuestra era fundamental ganar de local. Seguimos dependiendo de nosotros. Estamos muy unidos y si jugamos de esta manera, nos podemos quedar en Primera”, aseguró el entrenador Fernando Quiroz tras la victoria mientras que Brusco precisó: “Nos ayudaron otros resultados y estamos más cerca del objetivo”.

Es difícil encontrar muchos méritos en un equipo que se pone en ventaja a los pocos segundos de comenzado el juego. Y a su vez es muy simple enumerar los errores de una defensa que ante la primera adversidad va a buscar la pelota adentro. Pero los sanjuaninos, sacando por un instante el gol tempranero de Bravo (ahora el goleador del Clausura), se encargaron de justificar la ventaja con el correr de los minutos.

Seguramente la idea de Quiroz con los dos grandotes –Tonelotto y Giménez– arriba era chocar y mantener siempre ocupados a los dos centrales de Independiente. Esto provocaba que, ante el mínimo descuido, una de las dos torres facturara de cabeza, o que ante tanta precaución para con los delanteros se descuidara la llegada por sorpresa de un mediocampista.

Fue justamente eso lo que hizo Bravo en la jugada que abrió el partido cuando todavía no había entrado todo el público al estadio. Llegó el pase largo y el delantero apareció solo contra Assmann, rompiendo líneas, ante el desconcierto de Gioda –que había quedado pagando en el salto–, de Matheu –descolocado en el centro del área– y de Mareque, que miraba de reojo y no sabía a quién marcar.

El gol obviamente traía un mensaje: Independiente debía salir a empatarlo. Y fue allí donde quedaron al descubierto sus limitaciones. Montenegro no enlazaba, ni definía; Ledesma no marcaba, ni distribuía; y Grisales jugaba muy lejos de la zona de riesgo. Sólo pudo inquietar con un pelotazo profundo de Ledesma que Denis definió de zurda por arriba. Luego de una laguna, pero al ver que del otro lado no había respuestas, San Martín se animó y lo hizo con una de las armas que mejor maneja: la pelota parada. Tonelotto con un cabezazo potente puso el segundo tras un corner desde la derecha y Recalde hacía el tercero de tiro libre, pero se lo anularon por posición adelantada de Brusco, que impedía la visión de Assmann.

Troglio metió mano e intentó cambiar la historia. Patricio Rodríguez por momentos le dio algo de frescura a los avances, pero Independiente ni estuvo cerca siquiera del descuento.


Estadio: San Martín.

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Goles: 1m Bravo (SM); 37m Tonelotto (SM).

Cambios: 45m Calello por Herrón (I); P. Rodríguez por Ledesma (I); 52m De la Fuente por D. Giménez (SM); 63m Merlo por Décima (SM); 70m Sosa por Fredes (I); 89m Herrera por Tonelotto (SM).

Compartir: 

Twitter
 

El goleador Martín Bravo pelea contra la raya ante la fuerte marca de Mariano Herrón.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.