libero

Lunes, 24 de marzo de 2008

TENIS › EL SUIZO ACEPTA CON CALMA SUS CONTINUAS DERROTAS

Ahora lo llaman Roger Perderer

El número 1 piensa que quizás es momento para renovar su estilo de juego. Novak Djokovic ganó el título en Indian Wells.

 Por Bill Scott

Desde Indian Wells

Lo que antes era una excepción, ahora se convirtió casi en una costumbre: Roger Federer acumula tres derrotas en menos de tres meses de competencia, aún no ganó ningún torneo y asume con normalidad ser superado en una cancha de tenis.

“Es un resultado duro, pero, ¿qué se puede hacer?”, dijo lacónico el suizo. El número uno del tenis mundial cayó el sábado a la noche en las semifinales del torneo de Indian Wells ante el sorprendente estadounidense Mardy Fish, número 98º del ranking.

Fish perdió ayer la final contra el serbio Novak Djokovic, que lo venció 6-2, 5-7, 6-3 en dos horas de partido. Antes, la serbia Ana Ivanovic barrió a la rusa Svetlana Kusnetsova 6-4, 6-3 en la final del certamen WTA.

“A veces ocurre”, prosiguió con su discurso de normalidad Federer, que está dando en 2008 desconocidos síntomas de falibilidad tras dominar el circuito durante cuatro años con tiranía absoluta.

Fish sólo necesitó 64 minutos para tumbar a Federer, que soportó su derrota más dura desde la que le infligió el francés Richard Gasquet en abril de 2005, en el polvo de ladrillo de Montecarlo.

En febrero de 2004, Federer se hizo con el número uno del ranking mundial, puesto que ya no ha abandonado. Ese año sufrió seis derrotas. En 2005 sólo fueron cuatro y en 2006, cinco. La cifra se elevó el pasado ejercicio a nueve y en 2008 ya van tres en once partidos: en las semifinales del Abierto de Australia ante el serbio Novak Djokovic, contra el británico Andy Murray en la primera ronda de Dubai y ante Fish.

El suizo admitió que llegó un poco tarde a un partido que perdió de manera contundente. “Parecía un encuentro de entrenamiento”, dijo. Una vez superada la mononucleosis que lo afectó en el comienzo de la temporada, el suizo parecía haber tomado de nuevo el rumbo. Hasta que apareció Fish.

Federer, campeón de Indian Wells en tres ocasiones –de 2004 a 2006–, había batido a sus contrincantes estadounidenses en las últimas 41 ocasiones.

El suizo se vio afectado por el hecho de no jugar en cuartos de final ante el lesionado Tommy Haas. “Jugar con él me habría dado ritmo”, explicó. “Quizá durante el partido lo sentí, pero no es una excusa, Mardy jugó hoy increíblemente bien”, reconoció.

Federer admite que a sus 26 años quizás es hora de renovar su juego. “Pensaba que estaba siendo bueno esta semana y estoy feliz por ello, pero ahora es difícil juzgar.”

Luego dio una muestra de conformismo poco habitual en él. “Después de todo, estoy feliz por cómo fue la semana. Una semifinal en un Masters Series es algo bueno. A partir de aquí, espero poder ganar en Miami y luego en polvo de ladrillo”, señaló.

“Me siento mejor que hace diez días, eso es seguro”, aseguró respecto de la enfermedad pasada y mirando con optimismo un futuro que comienza ya la próxima semana en Florida.

Indian Wells cerró con un día serbio: sus representantes ganaron ambos torneos. Primero ganó Ana Ivanovic y luego Novak Djokovic se quedó con el torneo de la ATP al vencer 6-2, 5-7, 6-3 a Mardy Fish.

Compartir: 

Twitter
 

Roger Federer no se preocupa tanto por las derrotas. Ayer, Djokovic lo vengó venciendo a Mardy Fish.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.