libero

Lunes, 4 de mayo de 2009

FúTBOL › RACING YA HABíA DEMOSTRADO QUE PODíA ACOSTUMBRARSE A GANAR

También es capaz de gustar y golear

Le marcó cuatro tantos a Arsenal, jugando un primer tiempo que deleitó a sus hinchas. Ramírez, Yacob, Martínez y Castromán se anotaron en la goleada del equipo de Avellaneda, que ya no está tan obsesionado con la Promoción.

Este es otro Racing. No padece los partidos como una película de suspenso sino todo lo contrario. Transita los 90 minutos como un equipo asentado, que intenta mantener el orden, sabe a lo que juega y, pese a sus limitaciones, gana. O golea. Y arma una tremenda fiesta en un domingo soñado para todos sus hinchas, que desde hacía tiempo no disfrutaban tanto. Por eso Racing entusiasma a su gente.

Mucho más luego de los cuatro goles, el nivel de juego –que era una cuenta pendiente– y la tranquilidad con la que apabulló a un pobre Arsenal. Con un paso firme que lo muestra trajeado con una ropa diferente. De equipo grande más pendiente en alzar su vista para arriba que en mirar la zona de Promoción. Porque la zona caliente de los promedios se aleja de a poco y Racing empieza a respirar con más tranquilidad.

Para eso bastó la concreción de los mejores 45 minutos del equipo de Ricardo Caruso Lombardi en todo el campeonato. Desde el inicio hasta el final de esa etapa, Racing fue una aluvión que se llevó por delante a un Arsenal fantasma. Puso la pelota contra el piso, la hizo circular, con Grazzini y Zuculini como conductores, y el empuje de Lucero y Yacob. Sumado a las subidas de los laterales y la movilidad de Ramírez y Lugüercio. Un cóctel futbolístico inimaginable apenas poco tiempo atrás.

Así tomó el protagonismo y buscó siempre el arco contrario. Arrinconó a su rival contra las cuerdas y lo llenó de centros, pases punzantes que hirieron siempre a Campestrini, que tuvo que sufrir ocho situaciones de gol claras, tres de las cuales terminaron en el fondo de la red. Los culpables fueron Ramírez, Yacob y Martínez. Y se desató el goce de Racing.

Porque, luego de ese gran primer tiempo, pudo manejar el partido a su criterio, mostrando el mismo sacrificio de siempre, una solidez defensiva que ya es toda una realidad –sólo recibió dos goles en los últimos siete partidos– y un aplomo de equipo consolidado. Aunque cabe remarcar que para eso fue de mucha ayuda lo poco que hizo Arsenal, que no tuvo idea de juego, nunca mostró una reacción y para colmo siempre apuntó a los pelotazos largos hacia sus delanteros.

Por eso el examen verdadero será la próxima semana, cuando se enfrente con el puntero Vélez y pueda medirse en qué posición está este Racing, que sigue escalando en el campeonato. Para ver cuánto puede dar, y si es capaz de mantener ese nivel de juego ante el líder, que sostiene una propuesta diferente. Si gana, podría soñar en grande. Una ilusión que se desató ayer, porque Racing casi no tuvo que sufrir como está acostumbrado.

Durante todo el segundo tiempo no pasó apuros, pese a que Migliore le tapó una pelota crucial a Carrera, que hubiese significado un giro rotundo en el partido. Hasta eso cambió en Racing. No tiene la misma suerte que antes y ayer hasta tuvo la oportunidad de ganar por un resultado más abultado. Es que Campestrini le sacó un tremendo tiro libre a Sosa y un mano a mano a Lucero.

Por eso, Racing se ilusiona. Ya no sólo gana: a la gran mayoría de los hinchas les gusta y ahora golea. Mientras, se escapa silbando bajito del descenso y la Promoción. Con la cabeza en alto y el pecho inflado. Soñando que otra realidad está al alcance de la mano. Y que es posible pensar en grande y acostumbrarse a disfrutar.

Informe: Nicolás Sagaian.


Estadio: Racing.

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 2m Ramírez (R); 13m Espínola (A); 36m Yacob (R); 45m Martínez (R); 89m Castromán (R).

Cambios: 56m Mercado (5) por Grazzini (R); 62m Benedetto por Matos y Uglessich por Espínola (A); 72m Poggi por Pellerano (A); 76m Caballero por Ramírez (R); 85m Castromán por Lugüercio (R).

Compartir: 

Twitter
 

Matías Martínez festeja su gol, el tercero en la goleada de Racing, qué jugó un partido inolvidable.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.