libero

Lunes, 4 de mayo de 2009

FúTBOL › SUFRIó SU TERCERA DERROTA DEL TORNEO

Este River no toca fondo

Después de despedirse de la Libertadores, desperdició ante Newell’s en Rosario una buena chance de acercarse a la punta del Clausura. La derrota lo dejó a siete puntos del líder Vélez.

 Por Alejo Diz

Puede salvar un clásico con un tiro libre de Gallardo; o ganar un partido, como ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy, por un rapto de improvisación del 10 para entregar una magistral asistencia. Esas son las excepciones de River. Como equipo grande, cada seis meses se le renueva su chapa de candidato al título. Pero por estos días está próxima a vencerse la del torneo Clausura, sumando una producción deportiva en Rosario, ante Newell’s, en la cual no se le puede encontrar una sola virtud de lo que se puede esperar de un campeón.

Si ganaba, River iba a quedar a cuatro puntos de Vélez, solitario puntero del torneo. Entonces se iba a hablar del poder de desequilibrio de Gallardo, de la experiencia de sus líderes y la inminente explosión de Fabbiani. Con un triunfo cualquier teoría se puede sostener, al menos hasta que los números digan lo contrario. Pero con una derrota, como la de ayer, difícilmente se yerre en el diagnóstico.

River perdió en Rosario luego de 90 minutos donde armó sólo dos ocasiones de gol: un cabezazo de Fabbiani al travesaño y un toque de Cabral, en el área chica, que Peratta contuvo sobre su palo derecho. Algo parecido a lo mostrado por Newell’s, un equipo que jugaba el encuentro con el lastre de contar ya nueve partidos sin ganar.

Gorosito armó la formación sobre cuatro puntales: Ahumada para ordenar la contención, Buonanotte, Fabbiani y Falcao para hacer lo otro, de mitad de cancha hacia adelante. El chiquilín de pies picantes fue absorbido por Bernardello; el Ogro no recupera su nivel tras la dieta forzada en su retiro a Tandil; y el colombiano sintió el rigor de Schiavi en la marca.

Ingresó Gallardo, luego Rosales, más tarde Barrado, decisiones que Gorosito tomaba para despertar al equipo, que jugó como si desconociera el empate de Vélez, que le suponía una ocasión para aproximarse a las principales posiciones.

Como nada pasaba, Newell’s buscó por otro camino: el remate de larga distancia, recurso explotado, sin mayor suerte, por Pillud, Bernardello y Vangioni. El mérito de los leprosos fue, al menos, haberle dado protagonismo a Vega, cosa que River nunca logró con Peratta.

Como tocando ninguno llegaba, el ingreso de Gallardo daba cuenta del mensaje lanzado por Gorosito: salvarse en la individual, en este caso del salvador que tiene el conjunto millonario. Pero ese traje, el de héroe, se lo probó Formica, de errático partido hasta los 36 minutos del segundo tiempo, cuando escapó por derecha, enganchó ante Villagra, se metió al área y definió bajo ante un Vega indefenso.

Según decía Gorosito, tras el empate con Boca el equipo iba a la búsqueda del campeonato. Lo que no dijo es cómo pensaba hacerlo, y por lo visto no tiene grandes ideas. Su equipo perdió ante un rival que hacía más de dos meses que no ganaba, quedando muy mal parado ante su objetivo, al menos hasta julio, cuando comience el Apertura y todo vuelva a renovarse.


Estadio: Newell’s.

Arbitro: Federico Beligoy.

Gol: 81m, Formica (N).

Cambios: 58m, Salcedo por Sperdu-tti (N); 61m, Gallardo por M. Díaz (R); 70m, Barrado por Domingo (R); 72m, Rosales por Buonanotte (R); 74m, P. Pérez por Bernardi (N); 84m Quiroga por Armani (N).

Compartir: 

Twitter
 

Salcedo remata ante la mirada de Ahumada y Ferrari, que tuvieron dificultades para marcarlo.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.