libero

Lunes, 25 de mayo de 2009

FúTBOL › COLON PERDIO CONTACTO CON LOS PUNTEROS DEL CLAUSURA

Un punto que sólo le sirve a Racing

El partido fue un derroche de energía con una enorme escasez de fútbol. Pierna fuerte y decisión suplantaron sin éxito a las ideas. Y en ese marco, el empate le cayó mejor a la visita.

Demasiada lucha y poco juego. Eso fue lo que exhibieron Colón y Racing, en un partido que nunca pareció moverse del empate, del cero a cero rotundo. Un resultado que prácticamente deja afuera a los santafesinos de la lucha por el campeonato y que a los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi no les sirve demasiado para escaparse de la zona caliente de la Promoción.

No costó mucho imaginar que el trámite iba a ser friccionado, luchado y sobre todo malo por lo que propusieron desde el inicio Racing y Colón. Ninguno de los dos intentó poner la pelota contra el piso como una herramienta para llegar al arco de enfrente. De un lado, por las limitaciones del conjunto visitante; y del otro, porque los de Mohamed no pudieron doblegar la presión asfixiante de su adversario.

En ese panorama, las jugadas de gol obviamente escasearon. Si bien Colón avisó primero con dos situaciones que falló Guerrero, luego no se arrimó al arco de Migliore con claridad hasta la segunda parte. Manejó los tiempos del encuentro, pero Racing, esperándolo bien abroquelado, lo maniató y cortó una y otra vez el desarrollo del partido.

No fue para nada inesperado evidenciar esa postura del equipo de Avellaneda. Porque con el espíritu que lo caracteriza salió a jugar el partido más con el corazón que con la cabeza. Así, en la primera parte sólo pudo generar dos situaciones de contragolpe con un fierrazo de Shaffer y un cabezazo de Ramírez.

En el complemento eso pareció cambiar, ya que Zuculini estrelló una pelota contra el palo y Pozo le sacó un cabezazo muy complicado a Ramírez. Sin embargo, Colón siempre fue el que amenazó con quedarse con la victoria, porque Prediger estuvo muy movedizo, Alfredo Ramírez metió un bombazo en el travesaño, Fuertes las luchó todas y Rivarola escaló cada vez que pudo. Para colmo, con la expulsión de Shaffer, que nunca se cansó de pegar, Racing terminó todo tirado atrás esperando que pase el tiempo. Y los minutos transcurrieron con Colón repitiéndose una y otra vez con pelotazos llovidos al área chica de Migliore, mostrando sus pocas ideas.

Lo festejó Racing porque evitó perder en un estadio muy complicado. Lo sufrió Colón porque ahora tendrá que mirar de lejos la lucha por la punta del campeonato. Y pagaron ambos el resultado por lo poco que hicieron y lo poco que jugaron. Un cero rotundo.

Compartir: 

Twitter
 

Fuertes pelea con Aveldaño, la figura del partido. Eso: pelean...
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.