libero

Lunes, 16 de enero de 2012

FúTBOL › UN PANORAMA DE LOS CLUBES, A POCO MENOS DE UN MES DEL COMIENZO DEL CLAUSURA

Los equipos empiezan a mostrar sus cartas

Vélez y Boca hicieron las apuestas más fuertes, pero están focalizados en la Copa Libertadores, con lo que el torneo local no será prioritario. Racing mantuvo su base y sumó a Basile, Independiente no consiguió refuerzos y San Lorenzo tiene a Bueno.

 Por Daniel Guiñazú

La foto necesariamente saldrá movida. A cuatro semanas (en realidad, 27 días) del comienzo del torneo Clausura, los veinte equipos de Primera División están en plena puesta a punto para el segundo certamen de la temporada. El mercado de pases se desplaza con la misma velocidad que una manada de elefantes y da la sensación de que ninguna compraventa inesperada habrá de romper la calma chicha imperante. Por eso, porque la mayoría de los clubes no presentará demasiadas novedades desde hoy hasta el segundo fin de semana de febrero, que es cuando arranca la acción en la A, es posible empezar a imaginar algunos escenarios para el regreso del fútbol grande de la Argentina.

Como si se tratara de una partida de tute cabrero con 20 jugadores sentados al tapete verde, algunos equipos “irán a más” (o sea, podrán repetir y hasta mejorar el rendimiento alcanzado en el Apertura) y otros “irán a menos” (es decir bajarán su producción o no alcanzarán a levantarla). Y a la hora de afinar los pálpitos, la bola de cristal aparece interferida por la Copa Libertadores. Para Boca y para Vélez, el máximo torneo continental a nivel de clubes será la gran prioridad del semestre. Todas las piezas se moverán en función de esa apuesta de máxima y el Clausura será para ellos una simple escala rumbo al gran objetivo. Mucho más si uno y otro consiguen superar la fase de grupos.

Si la Copa no estuviera de por medio, el equipo de Julio Falcioni y el de Ricardo Gareca serían los máximos candidatos a dar la vuelta olímpica a fines de junio. Se mantuvieron intactos y se han enriquecido con incorporaciones de mucho peso (Santiago Silva y Pablo Ledesma en el caso de Boca, Federico Insúa y Mauro Obolo en el de Vélez). El tema es la Libertadores. No hay plantel en el fútbol argentino que resista el desgaste de la doble competencia. Salvo que una eliminación prematura e inesperada en la fase inicial concentre todas las energías en el Clausura para borrar cuanto antes el fracaso. Ahí sí, Boca y Vélez pueden llegar a hacer diferencias. Si los dos se mantienen vivos en la Copa, no cabe duda cuál será la prioridad y cuál la segunda opción.

También lo mismo vale para Lanús y Godoy Cruz, los otros dos clubes clasificados (Arsenal deberá jugar la primera fase ante Sport Huancayo de Perú). Pero para granates y mendocinos, el torneo continental no representa la misma obsesión que para Boca y Vélez. Por eso, tanto Gabriel Schurrer, el técnico de Lanús, como Nery Pumpido, el nuevo DT de Godoy Cruz, irán viendo la marcha de los acontecimientos. No descuidarán el Clausura y recién se decantarán por la Libertadores si consiguen sobrepasar la fase de grupos.

Entonces, ¿podrán Racing, Independiente y Estudiantes y aprovechar que la atención de Boca y Vélez no estará puesta en el ámbito local? De esta respuesta dependerá buena suerte de lo que suceda en el Clausura. Si valieran los antecedentes inmediatos, la Academia estaría en muy buenas condiciones de dar el salto de calidad. Fue uno de los subcampeones del Apertura bajo el mando de Diego Simeone. Pero Cholo ya no está a cargo. Y da toda la impresión de que será otro el cantar ahora con Alfio Basile sentado en el banco. Si el nuevo técnico racinguista logra que funcione a pleno la entente colombiana Gio Moreno y Teo Gutiérrez, y que el equipo tenga el fútbol y la ambición que no tuvo en el tiempo de Simeone, Racing puede ir a más y ser gran candidato. Si no, sumará un nuevo desencanto.

Para Independiente y Estudiantes es más alta la cuesta. Los dos tuvieron un Apertura desalentador y de allí en más sólo cabe ir mejorando, si no, será durísima la decepción. Ramón Díaz dice que si le traen dos delanteros de jerarquía, garantiza que Independiente dará pelea por el título. En Estudiantes, el mismo plantel que tan mal anduvo, ahora tiene el desafío de corregir el rumbo. Juan Sebastián Verón postergó seis meses más su retiro para capitanear la tarea y en el banco estará Juan Manuel Azconzábal, quien terminó 2011 como técnico interino y arrancó 2012 como conductor definitivo.

Otro que no tiene alternativa y deberá sí o sí ir a más es San Lorenzo. Arrancará en Promoción y dependerá de cómo sean sus primeros cinco o seis resultados para saber si zafa o sufre hasta el final para quedarse en Primera. Un buen comienzo calmará los ánimos inquietos y retemplará los espíritus. Un mal principio le dificultará la tarea al técnico Leonardo Madelón y tornará irrespirable el aire del Bajo Flores, donde se esperan con ansiedad los goles de su nuevo delantero: el uruguayo Carlos Bueno.

En la misma situación están Tigre, All Boys y Olimpo, los otros equipos cuya permanencia está comprometida. Para los tres, ir a más es impostergable. Una campaña idéntica a la del Apertura o una incluso peor pueden hundirlos sin remedio en el descenso. Tigre –que hizo 27 puntos en el primer torneo– parece en mejores condiciones para el esfuerzo. All Boys (21) deberá crecer muchísimo y sumar por lo menos 29 puntos para llegar al final con chances. Olimpo (16 puntos) es el máximo candidato a volver a la B Nacional.

Newell’s también sumó sólo 16. Y no debería descuidarse. Tiene el 15º promedio de la categoría y si no va a mucho más y reconstruye una localía fuerte (no pudo ganar en Rosario durante el Apertura) y sigue sin ganar, el Clausura se le puede transformar en un calvario, por más que haya llegado un histórico como Gerardo Martino para ser el técnico de un momento tan difícil.

Por último están los cuatro ascendidos que, si van a más y repiten sus buenas campañas, tranquilamente están en condiciones de asegurarse la permanencia y hasta meterse en la Copa Sudamericana. Tomando una base de 55 puntos para este objetivo, Belgrano (sin su armador Franco Vázquez) necesita 24 puntos; San Martín de San Juan y Unión 29; y Rafaela, 30. No es poco. Pero tampoco parece tanto si consiguen ir a más como lo fueron en el reciente Apertura.

Compartir: 

Twitter
 

Mauro Obolo y Federico Insúa, las apuestas de un Vélez que priorizará la Copa Libertadores.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.