libero

Lunes, 13 de febrero de 2012

FúTBOL › OPINIóN

Afortunadamente no son robots

 Por Diego Bonadeo

Agazapados en sus lúgubres madrigueras, los apóstoles truchos que afirman que “el fútbol del Barcelona es aburrido”, o “en España, salvo contra el Madrid, no juegan contra nadie”, o –propiedad intelectual de Ricardo Caruso Lombardi– “los goles de Messi son todos iguales”, todavía no se animan a pegar el salto artero o la puñalada certera.

Es que, pese a todo, y en especial después de haber perdido 3-2 contra Osasuna el último sábado, en quizás uno de los peores momentos futboleros de Barcelona en las últimas temporadas, está claro que, siguiendo con aquello premonitorio que el gran Dante Panzeri escribió con el título de “Fútbol, dinámica de lo impensado” más de cuarenta años atrás, los jugadores entrenados por Josep Guardiola afortunadamente no son robots, como quisieran los que creen que con llenar planillas y llevar estadísticas en el fútbol es suficiente.

Los futbolistas de Barcelona son de carne y hueso, con infinidad de aciertos lúdicos y algunos pocos errores, y por lo tanto a la primera de cambio te la mandan a guardar. Ojo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.