libero

Lunes, 24 de junio de 2013

FúTBOL › RIVER CONDENó AL EQUIPO SANJUANINO A PERDER LA CATEGORíA Y FUE SUBCAMPEóN

A cada descenso le llega su San Martín

No estuvo a la altura de lo que había hecho en los últimos partidos y perdió ante un rival muy particular, que terminó ganando en medio de un escándalo provocado por Iturbe, autor del último tanto, y se quedó con el segundo puesto del torneo.

 Por Adrián De Benedictis

El desenlace volvió a ofrecer las miserias que dominan al fútbol argentino. Un equipo que estaba perdiendo la categoría (San Martín), tratando de hacer justicia por mano propia contra un jugador rival (Iturbe) y luego frente al árbitro Germán Delfino, señalándolos como los responsables de su desgracia. El primero había cometido la osadía de pisar la pelota cerca de uno de los laterales del campo, y luego hizo gestos hacia su público pidiendo el aliento final; y el segundo no sancionó un supuesto penal sobre Emanuel Mas, segundos antes de expulsar a Damián Ledesma. La furia hizo que los sanjuaninos buscaran al jugador de River para definir todo a las trompadas, mientras el campo de juego era invadido por cualquier persona ajena al juego.

Entre ellos había hinchas, directivos, policías, encargados de seguridad privada, y por ese desconcierto el encuentro no pudo finalizar. Pero tampoco terminará debido a que San Martín jugará a partir de agosto en otra categoría (Primera B Nacional), luego de la derrota de ayer y el triunfo de Argentinos en Rosario. Lo que ocurría en el campo era otra muestra del estado terminal en el que se desarrolla la actividad, con tribunas visitantes ocupadas por los locales, y con sospechas permanentes sobre acuerdos oscuros para digitar resultados.

Una de ellas se dio ayer en Núñez, cuando al presidente de San Martín, Jorge Miadosqui, lo vieron en el vestuario de River antes del inicio del partido. Un empate de los sanjuaninos y otro de Argentinos hubiera significado jugar un partido frente a los de La Paternal para determinar el último descenso. No se dio.

San Martín se despidió fiel a su estilo, tratando bien la pelota y haciéndola circular a través de sus hombres más técnicos: Jorge Luna, Emanuel Mas, Cristian Alvarez, Alderete y Caprari. El problema fue que cometió errores defensivos que le costaron estar dos goles abajo (Vangioni primero, apareciendo por la derecha sin marca; y Sánchez después, en posición adelantada) a los 23 minutos, y así todo se hizo más complicado. El descuento de Caprari al final del primer tiempo le volvió a dar chances. Pero cuando insistía en busca del empate durante la segunda parte, llegaron dos jugadas determinantes.

Mas cayó en el área de River por una supuesta infracción que no se pudo precisar, y luego una falta sobre Lanzini desembocó en la expulsión correcta de Ledesma, por haberle reclamado al árbitro, empujándolo con el pecho. El gol de Argentinos llegó un minuto antes de que Iturbe convirtiera el tercero de River, luego de una gran definición ante la salida del arquero.

El empuje de los visitantes, aun cuando se quedaron con diez jugadores, acorralando a River en su propia área, no se pudo plasmar en el resultado. Y lo último que quedó fue el bochorno, esta vez protagonizado por los propios futbolistas. El llanto de los de San Martín, y la gente de River despidiendo a los suyos como héroes. Todo eso en medio de las corridas, las amenazas y los robos de camisetas. Fútbol total...


Estadio: River.

Arbitro: Germán Delfino.

Goles: 12m Vangioni (R); 23m Sánchez (R); 42m Caprari (SM); 87m Iturbe (R).

Cambios: 52m Iturbe (6) por T. Martínez (R), 56m Poggi (5) por Bolaños (SM), 57m Penco (5) por Caprari (SM), 59m Abecasis (5) por Sánchez (R), 72m Osorio por Affranchino (SM), 74m Ponzio por Vangioni (R).

Incidencia: 67m expulsado Ledesma (SM).

Compartir: 

Twitter
 

Ardente arremete contra Iturbe, quieren impedirlo Kranevitter, Mas y Balanta.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.